19 de enero de 2020, 18:08:51
Opinion


Brasil aún no está preparado



Las inundaciones que está padeciendo Río de Janeiro han causado ya un centenar de víctimas y más de un millar de personas se han quedado sin hogar. Eso sin contar con los daños de las populares “favelas”, donde la precariedad de sus construcciones no auguran nada nuevo para los días venideros. Además, las previsiones apuntan a que no dejará de llover hasta finales de semana, por lo que el desastre puede ser aún mayor. Por fortuna, Brasil no es Haití y una inundación no es lo mismo que un terremoto. Pero si algo tienen en común las inclemencias de la naturaleza es que sus efectos sacan a la luz la verdadera dimensión de un país y si está o no preparado ante cualquier contingencia.

Sirva otro ejemplo, el del huracán “Katrina” que asoló Nueva Orleáns en 2005 y sembró de destrucción buena parte del sudeste norteamericano. Las pérdidas fueron enormes pero, dada la fortaleza de Estados Unidos, se pudo salir adelante. Ocurre que Brasil acogerá en su territorio los mundiales de fútbol en 2014 y los juegos olímpicos en 2016, y surge la duda de si sus infraestructuras están realmente a la altura de tales eventos. La respuesta es negativa, por desgracia para Brasil. No obstante, nada se puede hacer ya para variar la sede de ambos acontecimientos deportivos, que tienen el nexo común de poner en el centro del mundo a la nación donde se celebran. Y es ahí donde conviene poner el acento, ya que tanto en el Comité Olímpico Internacional como la FIFA han primado siempre más motivaciones de índole político que real a la hora de sus designaciones. Brasil es una democracia consolidada, con una economía en vías de un desarrollo pujante y un tremendo potencial. Pero las infraestructuras del Brasil real están aún lejos del Brasil potencial, y ello se ha puesto en evidencia con motivo de las últimas inundaciones. Aspecto éste que debería hacer reflexionar a más de uno sobre la conveniencia o no de organizar determinados eventos en ciertos países.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es