12 de diciembre de 2019, 3:08:12
Opinion


Polonia tras la tragedia

Izabela Barlinska


Polonia sigue cubierta de luto después del trágico accidente de avión en que perdieron la vida 96 dirigentes polacos, entre ellos el Presidente Lech Kaczynski, su esposa, y altos cargos políticos, militares y religiosos.

En este clima de duelo se comienzan a formular, inevitablemente, algunas preguntas inquietantes: ¿qué pasará en Polonia?, ¿cómo será la escena política después de la tragedia del aeropuerto de Smolensk?

Se vislumbran ya algunas respuestas. Para empezar, el desarrollo de la situación muestra que el joven sistema democrático polaco funciona irreprochablemente. No ha pasado nada peligroso ni en la política ni en la economía del país.

En segundo lugar, paradójicamente, el accidente en Katyn ha fortalecido las relaciones entre Polonia y Rusia. Tanto los dirigentes rusos, como el presidente Medvédev y el primer ministro Putin, como los ciudadanos rusos han dado innumerables muestras de apoyo y simpatía hacia Polonia y hacia los polacos tras el accidente. Además, la televisión rusa ha emitido la película Katyn, del cineasta polaco Andrzej Wajda, que cuenta la verdadera historia del asesinato de 22,000 militares, médicos, profesores y sacerdotes polacos por la policía secreta soviética NKVD. Se trata de gestos sin precedentes en las complejas y complicadas relaciones entre ambos países, dominadas por los recuerdos de la segunda guerra mundial y del periodo comunista.

Finalmente, cabe esperar que la unidad ciudadana suscitada por estos dramáticos acontecimientos cederá paso a las habituales controversias políticas. Según la Constitución polaca, las elecciones presidenciales se celebrarán dentro de dos meses, que seguramente se convertirán en una intensa campaña electoral. Los dos partidos de la oposición, Ley y Justicia y el partido socialdemócrata SLD, perdieron sus candidatos a la presidencia en el accidente. En cambio, el candidato del partido gobernante, Plataforma Ciudadana, Bronislaw Komorowski, siendo presidente del Parlamento, ejerce ya el papel de presidente en funciones, lo que, según algunos analistas, puede darle cierta ventaja en las elecciones. Al mismo tiempo, las terribles circunstancias de la muerte del presidente, quien iba a optar por un segundo mandato, han llevado a reforzar el prestigio, póstumo, de Lech Kaczynski. De ello, sin duda, podría beneficiarse el partido del presidente, Ley y Justicia, así como su hermano gemelo, Jaroslaw, que pudiera decidirse a intentar continuar la herencia del presidente difunto.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es