24 de noviembre de 2020, 2:34:24
América

Se muestra partidario de la reelección


Lula: "Un mandato no es suficiente para desarrollar los proyectos del país"


El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, corrigió su postura sobre la reelección presidencial al considerar que las "dificultades burocráticas" impiden desarrollar los proyectos en un solo mandato de cuatro años.


En una entrevista concedida al diario 'Correio Braziliense', publicada este jueves, el dirigente brasileño dice que a lo largo de sus ocho años de mandato ha podido comprobar que las trabas burocráticas que requiere cada proyecto impiden que éste pueda implementarse en los cuatro años de legislatura.

"Para hacer una obra estructural en este país, uno tiene que hacer el proyecto básico, conseguir la licencia ambiental, ganar en la Justicia, y cuando empieza a estar todo listo ya se acaba el mandato", dijo Lula.

Estas declaraciones coinciden en el tiempo con el anuncio que hace unos días realizó el candidato del Partido de la Social Democracia de Brasil (PSDB), Jose Serra, asegurando que, en el caso de ganar las elecciones presidenciales del próximo 3 de octubre, eliminará la posibilidad de la reelección y en su lugar ampliará el mandato de cuatro a cinco años.

En referencia a estas palabras, Lula recordó que fue precisamente él durante el Gobierno del socialdemócrata Fernando Henrique Cardoso cuando se redujo la legislatura a cuatro años y se habilitó la reelección "por temor" a que el actual presidente se alzara con la victoria en los comicios de 1998 en los que finalmente fue reelegido Cardoso.

Interrogado acerca de su futuro una vez que entregue el poder a su sucesor en enero de 2011, el mandatario insistió en que de momento no tiene ningún plan al respecto ya que su única preocupación es "seguir trabajando hasta el último día" como máximo dirigente del país.

En esta línea, Lula descartó que tras abandonar la presidencia de Brasil fuera a ocupar algún cargo de relevancia en un organismo internacional como Naciones Unidas (ONU). "La ONU no puede tener como secretario general a un político. Tiene que ser un burócrata del sistema, porque de lo contrario entraría en confrontación con otros presidentes y eso no puede ser", aclaró.

Sin embargo, el dirigente no descartó la posibilidad de "trabajar la experiencia acumulada por Brasil" para volcarla en la cooperación con América Latina y África.

ELECCIONES PRESIDENCIALES

En cuanto a los comicios presidenciales del próximo 3 de octubre, Lula reiteró su apoyo a la candidata del Partido de los Trabajadores (PT), Dilma Rousseff, a quien apadrinó en política y le dio la oportunidad de presentarse a estos comicios como cabeza de cartel eligiéndola personalmente.

El presidente aseguró que su ex portavoz gubernamental "tiene todas las (posibilidades) de ganar" a pesar de que la última encuesta publicada este mismo jueves muestra una tendencia a la baja en la que Rousseff obtiene un 29 por ciento de los apoyos, mientras que Serra que cuenta con un 36 de las preferencias.

"El mismo pueblo que me da un voto de confianza hace siete años le dará un voto de confianza a Dilma", insistió Lula al tiempo que confirmó que se involucrará personalmente en la campaña de Rousseff. "Estaré en la campaña, porque darle continuidad a lo que se ha hecho por Brasil es parte de nuestro programa de Gobierno", sentenció.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es