9 de diciembre de 2019, 15:12:13
Opinion


Colombia de verde esperanza

Lucía Nieto


Lo dicho, lo que estamos viendo y viviendo estos días con los comicios presidenciales en Colombia es más que contrario a todo lo esperado, dado el dinamismo que estos han adquirido. Los candidatos, las encuestas, sus campañas y estrategias, sus medios, sus recursos, sus mensajes y formas de hacer y de llegar, sus concepciones sobre la problemática de Colombia y las soluciones propuestas y, por encima de todo, los electorados, sus preferencias electorales y la entereza con la que han asumido la necesidad de ser ciudadanos activos.

Según los datos de intención de voto de la última encuesta, en menos de dos semanas, el candidato del Partido Verde, Antannas Mockus, subió de un 20 a 38 por ciento, 18 puntos, y es quien lidera la intención de voto de los colombianos. Juan Manuel Santos es ahora segundo en este estudio de opinión, el candidato del Partido de la “U” registra 29 por ciento, un punto menos que en la medición similar del pasado 15 de abril y 9 puntos por debajo de Mockus. Así las cosas, la contienda se ha reducido prácticamente a dos candidatos, Mockus y Santos, los otros cuatro candidatos no han cesado en su empeño pero se han desdibujado, están como “evaporados”, de continuar en la lucha quitan pero no pesan, lo que hará su presencia será forzar a una segunda vuelta.

Las Nuevas Tecnologías de la Información y de la Comunicación han irrumpido en esta campaña tan fuertemente como las ganas de cambio y las necesidades de renovación de los “nuevos” votantes colombianos, activos e informados. Las “redes sociales” están siendo para Mockus una herramienta eficaz, sus adeptos en la red crecen exponencialmente, este mecanismo de aproximación al ciudadano votante fue decisivo en la elección de Obama y, guardando las proporciones, en el caso colombiano está siendo determinante, por lo menos en este punto de la campaña. Los medios de comunicación, actores inevitables y necesarios, están a la vanguardia en el tema y han reaccionado con propuestas realmente innovadoras, es así como tendremos el primer debate abierto entre los candidatos, que podrá ser seguido en tiempo real, en todo el planeta, a través de Internet, los colombianos dispersos por el mundo sentiremos ser parte de una sola comunidad política.

Novedosas formas de hacer, de ver y de vivir una contienda electoral, en la que formas alternativas de comunicación también han ganado espacio, como es el caso del lenguaje “no verbal” en el que los indicios, los signos, los actos simbólicos, adquieren especial relevancia. Tal es la intención del mensaje enviado por quienes conforman el Partido Verde. El color verde representa crecimiento, armonía, exuberancia, fertilidad y frescura, sugiere estabilidad y resistencia, tiene una fuerte relación a nivel emocional con la seguridad, el verde oscuro es el color del dinero y el verde oliva el de la paz. Más claro no puede ser, Mockus, personaje dado a los aciertos en el manejo de los símbolos y de los simbolismos va signado por el verde, el verde de la esperanza de los colombianos, si el proceso avanza en la dirección que está marcando después del 30 de mayo Colombia irá de verde.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es