23 de octubre de 2019, 15:40:54
Nacional

El órgano de Gobierno de los jueces aplaza su decisión sobre su traslado a La Haya


Garzón "no se libra de la Justicia" y es suspendido por unanimidad


El pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha acordado este viernes suspender cautelarmente de sus funciones al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón tras haberle abierto el Tribunal Supremo juicio oral por declararse competente para investigar los crímenes del franquismo. Según ha explicado en rueda de prensa la portavoz del CGPJ, Gabriela Bravo, la decisión ha sido adoptada por unanimidad de los 17 vocales y el presidente del CGPJ, Carlos Dívar. El presidente Dívar ha convocado para esta tarde a la Comisión Permanente del CGPJ para estudiar la solicitud de declaración de servicios especiales presentada por Garzón para trasladarse al Tribunal Penal Internacional como asesor de la Fiscalía.


El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) acordó este viernes por unanimidad suspender al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón tras haberse abierto juicio oral contra él en el Tribunal Supremo por una presunta prevaricación cometida al investigar las desapariciones del franquismo careciendo de competencia para ello, según informaron fuentes extraoficiales.

El Consejo ha actuado contra Garzón en aplicación del artículo 383 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ), que obliga a apartar de sus labores jurisdiccionales a cualquier juez o magistrado cuando se haya declarado haber lugar a proceder contra él por delitos cometidos en el ejercicio de sus funciones.

De este modo, el titular del juzgado Central de Instrucción número 5 se ve obligado a abandonar "de forma automática" la Audiencia Nacional hasta que no se resuelvan las tres causas abiertas por prevaricación contra él en el Tribunal Supremo. Además del asunto relacionado con la Memoria Histórica, Garzón tiene pendiente saber si también será sentado en el banquillo por los cobros que obtuvo de la Universidad de Nueva York por dirigir unos cursos patrocinados por el Banco de Santander; y por una tercera causa que se tramita por haber intervenido este magistrado las comunicaciones de los cabecillas de la trama 'Gürtel' con sus abogados en prisión.

Llorando y entre aplausos
El juez Baltasar Garzón, suspendido este viernes, ha abandonado el edificio de la Audiencia Nacional minutos antes de las 14:00 horas llorando y entre los aplausos y gritos de apoyo de sus compañeros y de otras personas como la abogada Cristina Almeida. Además de muchos funcionarios y jueces como Santiago Pedraz y Fernando Andreu, a los que Garzón ha abrazado antes de salir, decenas de personas se han concentrado en la puerta de la Audiencia, donde corean gritos como "Garzón, amigo, el pueblo está contigo" o "Miserables".

El magistrado ha conocido la noticia de que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) había acordado suspenderle cautelarmente mientras tomaba declaración a uno de los imputados en la llamada "operación Pretoria".

Poco antes de la una y media de la tarde, Garzón ha interrumpido la comparecencia por el aviso de una llamada urgente para él -que procedía del CGPJ- y ha hecho salir a Singla y a su abogado del despacho. Cuando han vuelto a entrar para finalizar la declaración, el magistrado no parecía afectado por la llamada, según Singla, que ha dicho: "Por su lenguaje corporal, daba la sensación de que había recibido buenas noticias".

Nada más finalizar esa comparecencia, los compañeros de Garzón en los Juzgados de Instrucción de la Audiencia Nacional -como Fernando Grande-Marlaska, Ismael Moreno, Santiago Pedraz y Fernando Andreu- han entrado en su despacho para transmitirle su solidaridad. También lo han hecho miembros de la Fiscalía como Daniel Campos, Ana Noé y Pedro Martínez.

En la Audiencia se encontraba también la esposa de Garzón, Rosario Molina, que ha llegado al edificio judicial sobre la una menos cuarto.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es