19 de enero de 2020, 20:56:34
Opinion


¿Custodia compartida para todos?

Javier Cámara


Parece que ha caído bien la nueva ley de igualdad en las relaciones familiares aprobada por las Cortes aragonesas que establece la custodia compartida como norma preferente ante la ruptura de convivencia de los padres. Mejor me parece a mí, además, que se articule en interés del menor.

El objetivo, dicen, es evitar la injusticia de que en caso de separación, los jueces adjudiquen de forma sistemática esta encomienda a las madres –en Aragón, donde se ha aprobado la norma, esto sucedía en el 95 por ciento de los casos– y que, a partir de ahora, dicten como preferente la custodia compartida.

No sorprende a nadie que, como toda novedad legislativa, salgan rápidamente voces de aprobación a la iniciativa y otras discordantes. Unos lo ven positivo porque creen que establece el principio de igualdad de los progenitores, pero muchas dicen que ellas siguen llevando el peso del cuidado de los hijos y la atención a la familia, incluso, en detrimento de su carrera profesional.

Casos distintos, miles. Cada cual contará la historia según le va y en algunas rupturas matrimoniales puede salir bien, pero en otras no hay regla, norma o ley que lo arregle. En cualquier caso, una norma como la que aquí nos trae vuelve a mostrar hasta qué punto la Administración se erige en nuestra salvadora diciendo a los jueces cómo tienen que hacer su trabajo y, una vez más, vuelve a hacer distinciones entre ciudadanos, entre los de una comunidad y los del resto. Otra vez más me acuerdo de aquello de que todos éramos iguales ante la ley. Como con la sanidad, la educación, los impuestos o los fueros, volvemos a encontrar distintas reglas para el mismo juego de la vida.

Igualmente criticable me parece, desde una perspectiva más fría, por ejemplo, que en el asunto de la vivienda no se prevea su liquidación inmediata, algo que puede perjudicar la economía de algunas de las partes. Tampoco se entiende bien que una persona que todavía no ha sido condenada por maltrato no pueda acceder a la custodia compartida tras una denuncia por violencia de género. Todos sabemos lo fácil y gratis que salen muchas veces las denuncias falsas. Ya se ha hecho antes.

Y digo yo: ¿Seguro que el interés del menor es lo preferente? ¿Es la custodia compartida lo que más conviene a los hijos para que sea norma preferente? ¿De verdad están preparados muchos de los padres para encargarse de la educación y cuidado, sobre todo cuidado, de los más pequeños? ¿Por qué sólo en Aragón? ¿Cuántos padres y cuántas madres utilizarán la nueva ley para chantajear a sus respectivas parejas?

Confiemos en que si se demuestra su buen uso, las comunidades autónomas modifiquen sus códigos y sirva para instar al Gobierno y a las Cortes a modificar la ley del divorcio para que todos podamos beneficiarnos de algo justo. En definitiva, para que todos seamos realmente iguales ante la ley.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es