12 de abril de 2021, 5:48:33
musica

ARGANDA DEL REY


Arranca la segunda edición de Rock in Rio con Bon Jovi, Pereza y Macaco


El Gran Circo del Rock ha dado comienzo. La noche del pasado viernes fue la primera de las cinco jornadas de esta segunda edición de Rock In Rio. No faltó a la cita el dúo madrileño Pereza que tuvo dos invitados de lujo, el argentino Ariel Rot y Carlos Tarque, de M-clan. Después, tras ocho años sin actuar en España, Bon Jovi hizo su aparición en el escenario 'Mundo' para presentar temas de su nuevo álbum "The Circle". La banda de Nueva Jersey levantó pasiones recordando canciones míticas del grupo y cerró el concierto con el éxito que nunca quedará en el olvido: "Living on a prayer".


La primera de las cinco jornadas de esta segunda edición del festival reunió a cerca de 50.000 espectadores, según los organizadores. El calor no impidió que miles de personas se agolparan ya desde primeras horas de la tarde a la espera de entrar en el recinto.

Las actuaciones comenzaron en el escenario Sunset, que inauguraron Anni B. Sweet y Zoe, y en el que el público recibió después con los brazos abiertos a Mägo de Oz, que presentó su décimo álbum, "Gaia III: Atlantia".

Macaco
El artista catalán Macaco fue el encargado de abrir el escenario central, con un concierto en el que contagió al público su gusto por la fusión de estilos que van desde el reggae a la rumba catalana, pasando por ritmos más electrónicos.

Pereza
El dúo madrileño Pereza empezó con el toque rockero en Rock in Rio con un recorrido por toda su discografía que finalizó con dos invitados de lujo sobre el Escenario Mundo, el argentino Ariel Rot y Carlos Tarque, de M-clan.

El dúo compuesto por Rubén y Leiva hizo su aparición con un atuendo al más puro estilo "stoniano": chupa de cuero marrón, badana y gafas oscura para Rubén y chaqueta con alamares estilo militar, gafas oscuras y sombrero para Leiva.

PIE DE FOTO


Los primeros riff con el puño en alto fueron para canciones de los primeros discos de Pereza: "Animales", "Manager" y "Quiero hacerlo". A partir de aquí llegaría el turno para los primeros éxitos de la banda con "Estrella polar", "Superhermana" y "Pirata", correspondidos por un público que empezó a corear las canciones y acompañar al dúo con las palmas.

Con "Violento amor" la Ciudad del Rock de la localidad madrileña de Arganda del Rey terminó de entrar completamente en calor y empezó a botar al ritmo del rock canalla de "Madrid".

Los últimos acordes fueron para las ya clásicas "Groupies" y "Mucho Mejor". En "reivindicación del rock en español" Leiva invitó al escenario a dos grandes: Ariel Rot y Carlos Tarque. Con ellos interpretaron "Mucho mejor", un clásico de Los Rodríguez, ante un público ahora sí, completamente entregado que no paró de corear la canción. Con "Superjunkies" y "Kiosquero" cerraron su paso por la Ciudad del Rock.

Bon Jovi
Hacía ochos años que Bon Jovi no actuaba en España y por eso, su participación en Rock in Rio Madrid se convirtió en un acontecimiento que arrastró a miles de fieles hasta la Ciudad del Rock de la madrileña localidad de Arganda del Rey.

La banda liderada por Jon Bon Jovi, habituales en Rock in Rio desde su participación hace 25 años en la primera edición, celebrada en Brasil, presentaba los temas de su último álbum, "The Circle", e iniciaba en Madrid su gira europea.

Richie Sambora (guitarra), David Bryan (teclados) y Tico Torres (batería) acompañaron al eternamente joven Jon Bon Jovi, que, a sus 48 años recién cumplidos, lució cuerpo de gimnasio, rubio de peluquería y pecho descubierto, en el Escenario Mundo de la Ciudad del Rock, y dieron un repaso a los clásicos de su carrera: "Have a nice day", "It's my life" y "Bad Medicine".

El repertorio escogido por la banda de Nueva Jersey dejó constancia de la capacidad de regenerarse y mantenerse que posee. Buen ejemplo de ello fue la interpretación de nuevas canciones como "We weren't born to follow" y "Superman tonight", que sirvieron a Bon Jovi para presentar en sociedad su último trabajo.

Con una enorme sonrisa, Jon Bon Jovi contagió su alegría al excitado auditorio del Escenario Mundo, incluso, tras interpretar "Captain Crash", se atrevió a emular a la mismísima Shakira con movimientos de culo y caderas.

El momento más emotivo de la noche llegó con la versión del clásico "Hallelujia", en el que la voz de Jon Bon Jovi se fundió con el piano para crear un efecto casi eucarístico con sus seguidores. "Saturday night" fue interpretada, al igual que el anterior tema, en versión acústica, ofreciendo la cara más íntima del rockero.

Era cuestión de tiempo que Bon Jovi mostrase su lado más salvaje, por eso se lanzaron con rabia a tocar "Runnaway", "Working man" o "Faith", para cerrar con su gran éxito "Living on a prayer".

Van Dyk
Tras Bon Jovi fue el turno de Paul Van Dyk, que cerró con éxito el primer día del legendario festival, con una sesión aderezada con una gran puesta en escena llena de luz y color.

El padre del trance ofreció una sesión "rompepiernas" y abarratoda de ritmos indescifrables, donde era imposible negarse a bailar junto a miles de personas que, pese al cansancio acumulado, convirtieron el Escenario Mundo en una macrodiscoteca al aire libre.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es