12 de diciembre de 2019, 23:54:02
Nacional

análisis de el imparcial


Todas las claves de las elecciones generales 2008



1) Las claves de la campaña electoral.
La primera de ellas es que el mensaje socialista se ha impuesto sobre el popular. La situación económica es mala y los analistas coinciden en que irá a peor, pero no ha sido suficiente para que los españoles le retiren mayoritariamente el voto. Tampoco ha sido suficiente la creciente preocupación por la inmigración y la seguridad. Los miedos a una quiebra de la unidad de España o a la insolidaridad entre regiones no están lo suficientemente extendidos como para haber dejado a Zapatero en la oposición. Y el fracaso de la negociación con ETA, tapado a última hora con una firmeza (cuya realidad o virtualidad sabremos ahora que han pasado las elecciones), no es visto como suficientemente grave por parte de los electores.

Hay que sumar a ello dos debates entre los principales candidatos, algo que no se producía desde hacía 15 años. Se puede decir que el primero lo ganó Mariano Rajoy y el segundo José Luis Rodríguez Zapatero. Un debate previo, el mantenido entre Pedro Solbes y Manuel Pizarro, acabó con la estrella del ex presidente de Endesa, anulando así una de las grandes apuestas de Rajoy para la campaña.

Otra de las claves es el atentado de ETA a Isaías Carrasco el viernes previo a las elecciones. Carrasco era ex concejal socialista de Mondragón. Los socialistas pasaron de ser los negociadores con la banda asesina a las víctimas. La niña de Rajoy no pudo con las palabras de la hija de Isaías, Sandra, llamando a todos a votar por solidaridad con su padre.

2) El PSOE ha ganado las elecciones.
Es el resultado básico, ya evidente, pero es el primero que exige un análisis. Los españoles han renovado su confianza mayoritaria a un Zapatero que no es visto ya como el Bambi con que se presentó en los comicios de 2004; todos tienen más elementos de juicio para saber quién es y cómo se maneja y para valorar sus políticas. Y convencen a una parte importante del electorado socialista más una parte prestada de otros partidos. Su política cuenta con un importante respaldo popular.

3) Parte de ese respaldo es prestado y circunstancial.
Parte de la estrategia del Gobierno socialista ha sido la estigmatización del PP como un partido con una esencia y unas actitudes antidemocráticas. Se le ha querido excluir en el Parlamento, con la colaboración de prácticamente la totalidad de los otros grupos. Los socialistas pactaron en el Tinell con ERC e IU “no establecer ningún acuerdo de gobernabilidad” con el PP. Y se ha promovido un arrinconamiento social de los populares con artistas, actores y cantantes famosos como instrumento. Han querido tender un “cordón sanitario” en torno a los populares y a la sociedad que representan.

Esa estrategia de exclusión del PP ha convencido a los electores de izquierda. Pero han pensado que el mejor modo de frenar a un PP que, según las encuestas y la tendencia que mostraban, podría ganar las elecciones, era votar al Partido Socialista y no a ERC, que se ha hundido, o a IU, que ha perdido 3 de sus 5 diputados. Sus socios en esta estrategia, tanto ERC e IU como Eusko Alkartasuna o Chunta Aragonesista han sido fagocitados por el PSOE, al que ha acudido un voto útil de la izquierda, nacionalista o no, para frenar al PP. Pero es un voto prestado, de ocasión, y que podría volver a los partidos de origen o diluirse en la abstención.

4) El PSOE pierde votos desde el centro. Principalmente hacia el Partido Popular y hacia el partido de la socialista Rosa Díez, que ha logrado un escaño en Madrid. Unión Progreso y Democracia es un partido de urgencia, creado en torno al liderazgo de Rosa Díez y que es la respuesta desde la izquierda a la deriva nacionalista de Zapatero. Ha contado con muy pocos apoyos mediáticos, pero una vez en el Parlamento será difícil ocultar su existencia o su relevancia. Por otro lado, en torno a la mitad de los nuevos votos del PP, y son 400.000, proceden del Partido Socialista. El PP, de su parte, es la fuente de casi la mitad de los votos de Rosa Díez.

5) PP: “Dulce derrota” y renovación. El Partido Popular no ha logrado su objetivo de desbancar a Zapatero del poder, pero los populares hacen una lectura positiva de sus resultados. Han ganado 6 escaños en el Congreso, uno más que el PSOE, y 400.000 votos (por los 30.000 de los socialistas). Pero son muy conscientes, acaso demasiado tarde, de que necesitan una renovación. Ésta no pasará por su líder, Mariano Rajoy, que presentará su candidatura a un nuevo congreso del partido, el XVI, que tendrá lugar en Junio. Pero Eduardo Zaplana, voz de la oposición popular al Gobierno en el Congreso, ya ha anunciado que se retira de la primera línea. Y, según ha podido saber EL IMPARCIAL, Ángel Acebes seguirá su mismo camino. Todos los líderes populares han mostrado su apoyo a Rajoy, mientras que algunos, como Núñez Feijóo o Pedro Sanz, han incidido más en la necesidad de renovación. Esperanza Aguirre ha anunciado que ella no presentará una candidatura alternativa, lo que prácticamente deja fuera la posibilidad de que se presente otra. Y Gallardón dice que apoyará “sin condiciones” a Rajoy y seguirá “por responsabilidad” en el Ayuntamiento.

6) Cataluña, clave en el éxito socialista.
La victoria socialista tiene dos claves básicas: una es que el PSOE ha fagocitado al electorado de sus socios de Gobierno. Y la otra es el peso de Cataluña en el resultado. Si en el conjunto de España el PSOE le saca 15 diputados de diferencia al PP, en Cataluña esa diferencia es de 17. Es claro que, pese al leve incremento de porcentaje de voto (que no de voto) del PP y a la ganancia de dos diputados (al pasar de 6 a 8), los populares tienen un problema en aquella región española, y están forzados a retomar su estrategia si quieren volver a La Moncloa.

También son claves para la victoria socialista Andalucía y el País Vasco. Andalucía es un bastión socialista, si bien el PP ha crecido a costa de los socialistas y del PA que, en las elecciones regionales (celebradas el mismo día), ha desaparecido del Parlamento. Por otro lado los resultados socialistas en el País Vasco son espectaculares: gana en las tres provincias 9 diputados por los 6 del PNV y los 3 del PP que completan la aportación vasca al Parlamento.

7) En el PSOE también hay perdedores.
No todo son sonrisas en el Partido Socialista; allí también ha habido perdedores, y seis son los más destacados. La derrota de Zapatero en Madrid es significativa en cuanto en las elecciones de 2004 ambos partidos empataron a escaños. María Teresa Fernández de la Vega se enfrentó a un Francisco Camps con un resultado espectacular. Peor, con todo, es la derrota de Mariano Bermejo, candidato a abandonar el Gobierno, en Murcia. José Bono, José Blanco y Jesús Caldera (en Toledo, Lugo y Salamanca) completan el sexteto de los socialistas perdedores en estos comicios.

8) Una de las palabras de moda estas elecciones ha sido “bipartidismo”. Estas elecciones PSOE y PP han sumado 323 escaños. En las legislaturas anteriores la suma de los diputados de los dos partidos principales fue:

1977: 284 (*)
1979: 289
1982: 309
1986: 289
1989: 282
1993: 300
1996: 297
2000: 308
2004: 312
2008: 323
(*) En las elecciones de 1977 y 1979 se suman UCD y PSOE. En el resto, PP y PSOE.

En las siete primeras elecciones, sólo las del 82, con una victoria arrolladora de los socialistas, que obtuvieron 202 escaños, se superaron los 300 escaños. En las tres últimas esa cifra se ha superado, con números al alza: 308 en 2000, 312 en 2004 y 323 en 2008. El PSOE ha ganado 5 escaños esta legislatura y el PP, 6; son 11 en total.

Este bipartidismo emergente se explica por varios factores. Uno de ellos es el hundimiento de Izquierda Unida, heredera del Partido Comunista, la desaparición del centro, que ha reaparecido virtualmente con UPyD, aunque este partido tiene otros condicionantes. Y, en estas elecciones, el hundimiento de los nacionalismos.

Noticias:
Zapatero, obligado a pactar con los nacionalistas
Cataluña, País Vasco y Andalucía consolidan la victoria socialista
Zapatero se da un baño de masas rodeado de artistas de "PAZ"
Los populares arropan a Mariano Rajoy en Génova a pesar de la derrota
Zapatero promete gobernar para los que no tienen todo
El escaño de Rosa Díez, la novedad del Parlamento
Cataluña, clave para la victoria socialista
A pesar de la derrota, el PP gana seis escaños

Artículos:
¿Aguantará España otros cuatro años a Zapatero?, por Joaquín Vila
Amargas victorias Por Emilio Lamo de Espinosa
Los tontos útiles de la izquierda encumbran a Zapatero por José Antonio Sentís
Continuidad por Jon Juaristi
Rosa Díez por Jordi Canal
La tarea económica del nuevo Gobierno por José Luis Feito
Un solo ganador, varios perdedores por Ismael Crespo
Chavez cabalga de nuevo en Andalucía por Rafael Sánchez Mantero
¿Bipartidismo y concordia? por Javier Zamora
Zapatero es uno de los suyos por Antonio Hualde
Dieciséis por Román Cendoya
Zapatero versus Chiquiliquatre por Javier Cámara
La política también es técnica por Florentino Portero
Sistema electoral injusto por William Chistlett
¿Por qué Zaplana y por qué no Rajoy? por José Antonio Sentís
¡Qué pereza! por Enrique Arnaldo
¿Cómo desempató Zapatero? por José Luis Sanchís

Al aire libre, de Luis María Anson:
ZAPATERO TANTEA A IBARRECHE
EL PODER DE LAOPOSICIÓN
RAJOY, CON HONOR, A LA RESERVA
ZAPATERO CONTRA ROUCO
MANDARÁN LOS NACIONALISTAS

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es