16 de diciembre de 2019, 15:15:31
Cultura

tras la prohibición de los toros en Cataluña


¿Se transformará La Monumental en una mezquita, en un mercadillo o en un circo?


Si los defensores de la Fiesta y el PP no consiguen paralizar la prohibición de los toros en Cataluña aprobada en el Parlamento catalán esta semana, La Monumental tendrá que echar el cierre. A partir del 1 de enero de 2012, el templo taurino barcelonés no celebrará ninguna corrida más. El Imparcial ha querido indagar qué será de este monumento cuando llegue la hora de decir adiós a los toros.


El 1 de enero de 2012 se ejecutará la condena a muerte de los toros en Cataluña. La prohibición de la Fiesta nacional aprobada por el Parlamento autonómico este miércoles se hará efectiva con el cierre de la única plaza que permanece abierta en la comunidad para la celebración de corridas. La Monumental no volverá a convocar a los miles de aficionados de la lidia ni podrá volver a abrir su puerta grande para homenajear a un toreo.

Si nadie lo impide, este edificio está avocado al abandono o bien a cambiar de uso. Sus dimensiones y su situación en una destacada arteria que atraviesa la ciudad condal de suroeste a noreste lo hacen atractivo para muchos proyectos. Reformas y rehabilitaciones que deben tener en cuenta el valor artístico y arquitectónico del edificio. Este coso modernista, de inspiración mudéjar y bizantina, fue construido en 1914 y cuenta con la catalogación del Ayuntamiento de Barcelona como Bien Cultural de Interés Local. Esta protección, indican fuentes expertas a EL IMPARCIAL, impide la demolición tanto de su fachada como de su interior.

Habilitar la plaza para otros usos es, sin embargo, posible y, aunque fuentes cercanas al propietario de La Monumental indican a este periódico que Pedro Balañá no contempla por ahora entablar ninguna negociación, lo cierto es que son muchas las especulaciones en torno al coso catalán.

Centro de espectáculos
Como ya se viene haciendo hasta ahora, La Monumental podría continuar ofreciéndose como centro para la celebración de conciertos. Durante muchos años, y especialmente en los sesenta y noventa, la plaza fue el escenario de importantes actuaciones. En 1965 los legendarios Beatles la emplearon como escenario y en 1976 fue el turno de Rolling Stones. Otros muchos como Bob Marley, Tina Turner, Dire Straits o Bruce Springsteen interpretaron también allí sus temas.

Con un aforo de 25.000 espectadores era entonces el lugar más idóneo de la ciudad para celebrar este tipo de eventos. Pero, con la construcción del Palau Sant Jordi, con mejores condiciones acústicas, la contratación de su espacio para ello descendió.

Desfile de Hugo Boss en 2007

En la actualidad, normalmente fuera de temporada taurina, la plaza se ha empleado también para otro tipo de eventos. En 2007 Hugo Boss presentó su colección Primera/Verano con un espectacular desfile nocturno en la arena de La Monumental.

Teatro Circo
También en la actualidad y casi anualmente, los inviernos de La Monumental están animados por los payasos, trapecistas, malabaristas, leones y monos del circo. No sería por lo tanto extraño para La Monumental convertirse de forma indefinida en un circo, tomando como ejemplo el Price de Madrid donde también tienen lugar actuaciones teatrales.

Mercadillo
El futuro taurino de La Monumental comenzó a cuestionarse en 2007, cuando el entonces segundo teniente de alcalde de Barcelona, el republicano Jordi Portabella, planteó la posibilidad de trasladar Els Encants de la plaza de las Glorias. Portabella barajaba tanto la compra como el alquiler de la plaza para instalar el mercado de antigüedades y curiosidades barcelonés y convertirlo en un mercadillo similar al londinense de Camdem Town. Se llegó incluso a diseñar un proyecto de reforma de la playa, ideado por Enric Mir, que incluía tres plantes para puestos y tiendas. Sin embargo, según ha podido saber El Imparcial, esa idea no prosperó porque el Grupo Balañá rechazó iniciar siquiera la negociación.



Centro comercial
La estructura arquitectónica de la plaza podría dar también cabida a un centro comercial como el de Las Arenas, otro de los tres cosos barceloneses que está siendo rehabilitado actualmente para ello. El “Arenas Plaza”, como ya se llama, al estar situado en la céntrica Plaza de España recibirá cada día a cientos de personas en busca de divertimento y compras.



Mezquita
Son muchos los rumores que circulan ahora por la ciudad condal sobre el futuro de la plaza. Pedro Balañá no piensa pronunciarse por un tiempo por lo que estas informaciones correrán como la pólvora por la ciudad. El rumor más curioso es el supuesto interés de la comunidad musulmana catalana por construir allí la gran mezquita. Al parecer, el consorcio árabe se ha puesto en contacto con el propietario de la plaza para ubicar en ella su centro de oración. Una información que ha sido desmetida a EL IMPARCIAL por el círculo cercano de Balañá.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es