12 de diciembre de 2019, 5:50:04
Cultura

la puja por las imágenes ha alcanzado los 7.500 euros


Subastado por 7.500 euros medio centenar de fotos inéditas de los Beatles


Medio centenar de fotos inéditas de los Beatles durante la década de 1960, en las que aparecen John Lennon, Ringo Starr y George Harrison en sus casas en escenas familiares, fueron vendidas hoy en una subasta por 6.300 libras (unos 10.000 dólares).


La casa de subastas Cameo Auctioneers informó a Efe de que medio centenar de fotos inéditas de los Beatles fueron vendidas este martes por unos 7.500 euros. El comprador fue un estadounidense coleccionista de recuerdos del legendario grupo de Liverpool, que terminó pagando en la puja el doble del precio estimado del lote de fotografías.

Las fotos fueron tomados por Sue Baker, una vecina de Reading (localidad de las afueras de Londres) seguidora de los Beatles, que cuando tenía 15 años se las arregló para encontrar los domicilios de los músicos en Londres y otras localidades del sur de Inglaterra.

Las instantáneas, en color y en blanco y negro, muestran a John, Ringo y George en sus casas y en los jardines adyacentes, junto a sus compañeras y sus hijos en poses convencionales.

Según explicó Baker a los medios británicos en vísperas de la subasta, todo empezó cuando gracias a la fotografía publicada en una revista consiguió localizar en el lujoso barrio londinense de Saint John's Wood junto a una amiga la casa de Paul McCartney, quien le facilitó las direcciones del resto de miembros del grupo. "Cuando encontré la casa, llamé al timbre y él (McCartney) bajó a abrir la puerta. Conversó con nosotras. Yo me quedé muy impresionada. No nos podíamos creer que una gran estrella hiciera algo así", explicó la hasta hoy propietaria de las fotos. McCartney escribió las direcciones de sus compañeros en un sobre, que se incluyó en el lote subastado, y a partir de ese momento Baker se convirtió en una habitual visitante de las casas de los Beatles, en un momento en el que ya eran grandes estrellas internacionales. A Baker le acompañaba con frecuencia su hermano Phillip, que también aparece en las fotografías.

"Fueron muy amables con esa niña tonta que llevaba a su hermano con ella. Hablaban con nosotros y nos preguntaban qué tal estábamos, qué tal nos iba en la escuela. Ellos eran unas enormes estrellas, unos ídolos, pero aún así tenían tiempo para charlar en la puerta de sus casas y ser muy amables en sus días libres", recordó. "Nunca nos dijeron que nos marcháramos", añadió.

Baker no volvió a tener contacto con los Beatles, pero guardó como oro en paño estas fotos y una serie de carteles y de discos firmados por los músicos, algunos de los cuales preservará.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es