20 de noviembre de 2019, 15:56:08
Gente y tendencias

NO TIENE TERMINADA LA CARRERA


La asignatura pendiente de Sara Carbonero


Los rumores se han confirmado. Sara Carbonero no es periodista. Al menos de momento, hasta que en septiembre se examine de esa asignatura pendiente que la separa del título de Licenciada por la Universidad Complutense de Madrid. Ha sido su madre la que ha confirmado las especulaciones que rondaban los medios las últimas semanas.


Después de que el pasado invierno se hiciera público el romance de Sara Carbonero con el portero de la selección española, varios compañeros de promoción de la reportera de Telecinco salieron a la palestra afirmando que la chica de moda no era periodista, que tenía pendiente una asignatura de su carrera.

Tras haberse convertido en una de las estrellas del Mundial de Sudáfrica, ha sido su propia madre, Goyi Arévalo, la que ha confirmado estos rumores en una entrevista exclusiva a la revista Pronto. Publicación que Goyi dice tener siempre en casa y a la que ha hablado sobre su hija y sobre el romance que ésta mantiene con Iker Casillas.

"A Sara le falta una asignatura para acabar Periodismo de la que no se ha podido examinar precisamente por tener que ir a cubrir el Mundial", reconoce Goyi Arévalo, que añade que Sara Carbonero, de 26 años, tiene previsto examinarse de esa asignatura pendiente en septiembre cuando regrese de sus vacaciones.

Además, Goyi Arévalo descarta que, de momento, se vaya a celebrar boda entre su hija e Iker Casillas. "No hay boda. Al menos de momento. Sé bien cómo es mi hija y van a ir muy despacio. Apenas llevan unos meses y se tienen que conocer", señala, aunque aclara que, de celebrarse el enlace, le gustaría que fuera en el pueblo natal de la reportera, Corral de Almaguer (Toledo).

"A mí personalmente sí me haría ilusión que la boda fuera aquí. A Sara la bautizamos en el pueblo, también aquí hizo la Primera Comunión y la confirmación", explica Goyi, que declara que tanto Sara Carbonero como sus padres son "muy creyentes", lo que deja entrever que una futura boda con Iker Casillas sería por la Iglesia.

Por último, Goyi desvela que ya ha conocido a su yerno, porque Sara se lo llevó un día al pueblo para que conociera a su familia. "Vino un día a casa con Sara. Es un chaval muy majo. A mí me hacía ilusión conocer a la pareja de mi hija, no al personaje público. Y me quedé muy tranquila, porque Iker es un chico muy sanote, le gusta la vida de pueblo y la tranquilidad", concluye.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es