21 de abril de 2021, 18:22:00
Sociedad

el mayor en los últimos 50 años


Se desprende un iceberg de un glaciar de Groenlandia de 260 kilómetros cuadrados


Una isla de hielo cuatro veces más grande que Manhattan se ha desprendido de uno de los dos principales glaciares de Groenlandia. El desprendimiento de hielo, descubierto por Trudy Wohlleben, del Servicio de Hielo Canadiense, es el mayor en los últimos 50 años.


Uno de los principales glaciares de Groenlandia se ha desprendido. La isla de hielo se desprendió el jueves y se dirige al Estrecho de Nares, a unos 1.000 kilómetros al sur del Polo Norte, entre Groenlandia y Canadá.

El iceberg mide 260 kilómetros cuadrados y un grosor de casi la mitad del rascacielos neoyorquino Empire State, de 102 pisos, explicó el profesor de Ciencias del Mar e Ingeniería en la Universidad de Delaware, Andreas Muenchow.

El desprendimiento, originado en el glaciar Petermann, uno de los más grandes de Groenlandia, era un acontecimiento relativamente previsto, ya que el glaciar había crecido de manera significativa en los últimos siete u ocho años, aunque no se esperaba que el iceberg generado fuera tan grande. "El agua dulce que contiene esta isla de hielo podría mantener el caudal de los ríos Delaware o Hudson por más de dos años", explicó el experto, cuya investigación en el área cuenta con el apoyo de la Fundación Nacional de Ciencia. "Podría también proveer a todos los grifos públicos estadounidenses de agua por 120 días", añadió.

La isla de hielo podría llegar a tierra, romperse en trozos más pequeños o moverse lentamente hacia el sur, donde podría provocar problemas en las rutas marítimas, indicó Muenchow. Muenchow dijo que es difícil saber si el evento ocurrió debido al calentamiento global ya que sólo se cuentan con registros del agua salada alrededor del glaciar desde 2003. El flujo de agua salada bajo los glaciares es una de las principales causas de desprendimientos de hielo de Groenlandia. "Nadie puede decir que esto haya sido causado por el calentamiento global. Pero tampoco nadie puede decir que no haya sido por ello", comentó Muenchow.

Los datos científicos revelan que los seis meses primeros de 2010 fueron los más calurosos de la historia, desde que se cuentan con registros. El fenómeno climático El Niño ha contribuido a aumentar las temperaturas, pero muchos expertos creen que los elevados niveles de gases de efecto invernadero generados por el hombre son los que causan el ascenso.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es