17 de abril de 2021, 18:50:37
Cultura

cibeles madrid fashion week


Antonio Alvarado presenta en Cibeles su colección más "improbable"


Cibeles Madrid Fashion Week celebra su segunda jornada con los desfiles de Elisa Palomino, Martín Lamothe, Ion Fiz, María Escoté, María Barrios, Montse Bassons, Teresa Helbig, Nicolás Vaudelet, Juana Martín, Dolores Cortés, Guillermina Baeza, Antonio Alvarado y Carlos Díez.


ANTONIO ALVARADO
"Uno debe ser siempre un poco improbable, porque ser improbable es una actitud, una sensación, un estilo de vida y... si cabe... de arte". Este es el lema que sigue 'Virgins', las nuevas propuestas para la próxima primavera-verano de Antonio Alvarado.

Colores blancos y puros como el nombre con el que Alvarado ha bautizado su nueva colección, 'Virgins', son los que predominan en esta colección, no sólo "improbable", sino también sorprendente El beige, los colores arena y el tabaco inundan unas líneas que perfilan la silueta de hombres y mujeres creando una doble visión.

CARLOS DIEZ
Tal y como ya nos tiene acostumbrados en todos sus colecciones, también esta vez Carlos Díez ha conseguido sorprender a todos los asistentes al desfile con una colección que mantenía secreta casi bajo llave, con la que el diseñador ha vuelto a 'hacer de las suyas'. Es uno de los indiscutibles 'enfants terribles' de la moda española y así quiere que todos le conozcamos. Por ello, Carlos Díez ha esperado hasta el mismo momento del desfile para presentar sus apuestas para la colección primavera-verano de 2011.


DOLORES CORTÉS
La diseñadora Dolores Cortés abre su desfile con una pasarela de estética muy futurista, estética que impregna gran parte de sus propuestas para la temporada primavera-verano 2011. Una colección que interactúa entre pasado, presente y futuro para crear un ambiente 'etno-cyber', pero que también se inspira en las más recónditas culturas ancestrales.

GUILLERMINA BAEZA
Al son del 'Moi je joue' de Brigitte Bardot, Guillermina Baeza se ha propuesto recobrar la feminidad, la frescura, así como encontrar a la mujer. 'Chercher la femme', nombre con el que ha bautizado su nueva colección, revive la moda francesa de los años 50, convirtiéndose en una auténtica oda a la feminidad, encontrando a una mujer de una exquisita sensualidad.

NICOLÁS VAUDELET
El mito y el empaque del cantaor de San Fernando inspira la colección primavera-verano de Nicolás Vaudelet para El Caballo: la silueta calé, sus colores y combinaciones barrocas son los claros protagonistas de la época estival de 2011 del modisto para El Caballo. Amante de la copla y el flamenco, el diseñador francés presenta, entre mucha espuela y mucho toque ecuestre, su nueva colección, 'Me siento Camarón'. Si hay algo que define la nueva colección de este fichaje de oro de El Caballo, esos son sus trajes de chaqueta. Vaudelet reinventa el clásico traje masculino, convirtiéndolo el la prenda base de su primavera- verano 2011.

Sastrería de hombre con patrones entallados, cortes ricos y geométricos chaquetas cruzadas o rectas, smoking y trinchera se combinan con prendas 'oversize'. El clásico vestido de verano se ve sustituido por pantalones rectos o anchos con pinzas y cargo de tiro bajo.


JUANA MARTÍN
La propuesta de Juana Martín para la primavera de 2011, se presenta inspirada en el Capri de finales de la década de los 50 principios de los 60, desde un punto de cambio constante y sensual de la mujer, al mas puro estilo Dolce Vita. Las transformaciones en las siluetas liberan una colección de gran significado. Las prendas en la mayor evolución, de grandes volúmenes, cinturas bien marcadas, atractivas siluetas, chaquetas estructuradas.

La feminidad aparece de máxima importancia, requerida en nuevos tejidos tecnológicos, mezclado con sedas naturales. El color y el brillo parecen como signo de sensualidad. Juana Martín apuesta por las sedas naturales, el tul, tejidos de nuevo uso, tejidos tecnológicos, algunos de ellos con detalles de pailletes; el cual ha dado cabida a una espléndida forma creativa.

MONTSE BASSONS
Con el fin de dar mayor fuerza a la mujer en tiempos de crisis, Montse Bassons juega con la diversidad de los tejidos y los estampados felinos, salvajes y étnicos hasta convertir sus propuestas es guerreros biquinis, triquinis y bañadores en negro y cobre. Arriesgadas prendas de baño que suaviza con encajes, volantes, discretas tachuelas, tules, lycras transparentes, tejidos brillantes y pinceladas de colores rosa, verde y amarillo.

MARÍA BARROS
María Barros se mueve entre la timidez y la prudencia para mostrar su colección más personal, "Moi", a través de tules, organzas y sedas una colección coherente y femenina en la que el volumen y las formas han sido los protagonistas principales. Grandes lazos han sido el hilo conductor de sus creaciones, un trabajo cuidado y sincero que otorga a los vestidos de noche y fiesta un sensual movimiento.


ION FIZ
Para su colección de primavera verano 2011, Ion Fiz se ha inspirado en el exquisito dulce Macaron, tomando la voluptuosidad de sus formas y la delicadeza de sus tonos pastel para llenar de colorido y sensualidad a la mujer de hoy en día. Apoyado por caras muy conocidas, entre las que destacaban la siempre elegante Carmen Lomana, la actriz Dafne Fernández o la diputada de UPyD, Rosa Díez, el desfile ha comenzado con la presencia de la televisiva Raquel Sánchez Silva.

Subida sobre el escenario y con gran soltura, se ha encargado de presentar una colección, en la que destacan los vestidos con un exterior acorazado, vivo y colorista, rellenos de suaves capas en tonos cremosos que se revelan como un dulce. Por ello, utiliza una suave gama cromática que comienza con el crema vainilla, extendiéndose hasta el lavanda, el azul nauge, sin olvidarse del amarillo opuntia, verde agua, el rosa y el negro.

Las formas de las prendas, perfectamente cuidadas, son válidas tanto para la noche como para el día. Las líneas rectas de los vestidos sutilmente entallados no oprimen el cuerpo. Los vestidos, camisetas, shorts y pantalones pitillos están hechos con tejidos naturales; seda, algadón, ante, gasa-satén, lino-seda o algodón.


MARÍA ESCOTÉ
María Escoté ha presentado en la primera jornada matinal de la Cibeles Madrid Fashion Week su colección 'No me olvides', en la que evoca al recuerdo de ese amor perdido. Para ello, presenta a una mujer que viste pantalones campana, blusas cortas, faldas adornadas con grandes perlas, monos enterizos ajustadísimos, bañadores y chaquetas a modo de toreras.

La paleta de colores es amplía y así el azul, el violeta, el rodo, el dorado, el blanco, el rojo y el malva tienen su sitio en una colección, dónde destacan los estampados con recreaciones celestianas y cristianas. Las modelos peinadas con el pelo liso y adornadas con coronas de rosas, llevan complementos de todo tipo como pendientes de perlas, cinturones dorados donde se puede leer 'No me olvides' y largos colgantes.

ELISA PALOMINO
Elisa Palomino ha sido la encargada de abrir la primera jornada matinal de pasarela Cibeles Fashion Week, dónde ha presentado su colección para primavera verano 2011. Inspirándose en el mito griego de Persofene, la diseñadora valenciano recrea la leyenda de la hija de Zeus, que fue raptada por Hades por su gran belleza y en contra de su voluntad consiguió casarse con ella y llevársela al infierno de su reino.

La colección comienza con las siluetas desnudas de los vestidos de las modelos, convertidas en ninfas, una cascada de volantes y fino encaje. Acercándose al lago un bouquet de flores pastel florece sobre cada prenda, los suaves estampados florales cobran vida y los pétalos de chiffon surgen por todas partes.



Las modelos, peinadas con grandes pelucas y adornadas con flores, se visten con sedosos vestidos, que se convierten en la prenda estrella de la colección, en sus diversas formas (palabra de honor, manga larga, largos, cortos o por la rodilla). No obstante, las chaquetas y los pantalones también tienen cabida en la colección.

MARTIN LAMOTHE
Martin Lamonthe ha creado un ciudadano moderno que se mueve por la ciudad de los Ángeles, siendo su colección un claro reflejo del sueño americano de los años 50 y 60. Para ello las líneas rectas y lánguidas protagonizan la colección para la primavera verano 2011 con prendas cómodas y anchas que ofrecen a la mujer y al hombre la comodidad suficiente para moverse por esta ciudad americana.

Los tejidos con seda tienen un aire sport gracias al voile, el crépe y la gasa en trajes y chaquetas. Los antes perforados, las napas suaves y los cueros rebajados aportan la tradiconal paleta americana, mientras que los tejidos nuevos en seda strech y glacé o caramelo demuestran un acabado tan innovador como artesanal.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es