23 de enero de 2020, 16:35:51
Mundo

Tensión en la ciudad de Mitrovica


Un guardia civil ha resultado herido leve en los enfrentamientos de Kosovo



Un guardia civil español ha resultado este lunes en Mitrovica, una localidad al norte de Kosovo, donde han tenido lugar una jornada de protestas y enfrentamientos en contra de la Independia de esta región de Serbia. El sargento Miguel Ángel Movina recibió el impacto de esquirlas de una granada durante el desalojo policial del Tribunal de Distrito de Mitrovica.

El guardia civil, perteneciente a la Unidad de Policía de UNMIK, resultó herido leve y fue ingresado en la clínica de Naciones Unidas de Pristina, en observación. Según informó el Ministerio Asuntos Exteriores y de Cooperación, el parte médico señala que su estado de salud es bueno.

Junto a él, otros 74 agentes de la misión de la ONU en Kosovo (UNMIK) están heridos. Además, un portavoz de la fuerza internacional de Kosovo (KFOR), liderada por la OTAN, confirmó que de los 12 soldados heridos, ninguno sufrió heridas graves.

Por otra parte, la policía anunció que ha puesto en libertad a 32 de las 53 personas detenidas hoy durante la evacuación forzada de un Tribunal de la ONU en el norte de Mitrovica, habitada por serbios. Después de la retirada de la policía de UNMIK, las fuerzas de KFOR tomaron el control en la región.

Jean Luc Cotard, un portavoz de KFOR, dijo en declaraciones a EFE en Pristina que "por ahora (16.30 GMT) la situación está calma". El militar francés agregó que KFOR espera que con la ayuda de los líderes serbios locales se pueda tranquilizar la situación.

Oficiales de la OTAN y de la ONU ha calificado los incidentes de hoy como una "flagrantes violación de la resolución 1244 (del Consejo de Seguridad de la ONU)".

Veinte heridos en las tropas francesas
Decenas de efectivos de la misión de la ONU en Kosovo (UNMIK) y de la OTAN (KFOR) resultaron heridos en enfrentamientos con cientos de manifestantes serbios en Mitrovica que siguieron a la evacuación de serbios que ocupaban un tribunal de la ONU. Francia tiene a unos 2.000 militares desplegados en Kosovo, de los cuales unos 1.800 en el sector norte.

Por otra parte, en un comunicado conjunto los ministros de Exteriores francés, Bernard Kouchner, y sueco, Carl Bildt, condenaron "con la máxima firmeza" las violencias cometidas contra los policías y soldados internacionales.

"Francia y Suecia llaman a la población en el conjunto de Kosovo y, en particular, en Mitrovica, a abstenerse de toda violencia y a optar por el futuro y Europa", señalaron los dos ministros. Kouchner y Bildt, que comparten "una historia personal con los pueblos de los Balcanes", llamaron a la MINUK a "proseguir el diálogo para apaciguar las tensiones".

Situación de tensión
Esta mañana, 14 policías ucranianos resultaron heridos este lunes en la ciudad de Mitrovica. Sucedió tras los enfrentamientos entre unidades de policía de la misión de las Naciones Unidas en Kosovo, con el apoyo de fuerzas de la OTAN, y el millar de serbios que había ocupado un tribunal.

Un grupo de serbios ocupó durante la madrugada de este lunes, de nuevo, el edificio judicial en esta ciudad dividida en protesta contra la independencia de Kosovo, proclamada el 17 de febrero pasado. Según comunicó un portavoz policial, 53 personas fueron detenidas después de que intervinieran gran número de policías y soldados de la OTAN, que tuvieron que recurrir a gases lacrimógenos para dispersas las masas.

La situación en el norte de la ciudad kosovar era en el mediodía de este lunes "muy tensa", después de que unidades de la policía de las Naciones Unidas en Kosovo (UNMIK), con el apoyo de fuerzas de la OTAN, controlaran el tribunal ocupado por un millar de serbios. Los desórdenes causados en los enfrentamientos de la UNMIK y la KFOR con los manifestantes serbios causaron numerosos heridos y 53 detenidos, según diversas fuentes, que no siempre coincidían hoy al difundir las cifras.

Antecedentes
El representante especial de la ONU en Kosovo, Joachim Rücker, pidió apoyo policial el pasado viernes, cuando fue asaltado el tribunal por primera vez, pero las fuerzas de seguridad prefirieron negociar un acuerdo pacífico con los líderes de la minoría étnica, que se niega a aceptar la soberanía kosovar.

La misión de las Naciones Unidas en Kosovo, que controla oficialmente la zona, calificó la ocupación del edificio de acto criminal. El secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, que también se encontraba en Kosovo el viernes, habló de "un acto dirigido contra la ONU, contra la comunidad internacional".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es