25 de noviembre de 2020, 9:13:47
América

Podría no superar la tasa del 50% de votos


Dilma se aleja de la victoria en la primera vuelta, pese a reinar en los sondeos


Dos nuevas encuestas ratificaron este miércles que la oficialista Dilma Rousseff se impondrá con holgura en las elecciones del próximo domingo en Brasil, pero dejaron en el aire la posibilidad de una segunda vuelta frente al opositor José Serra.


Según coinciden los sondeos difundidos hasta ahora, Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT) y apadrinada por el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, obtendrá cerca del 50% de votos, pero podría no superar esa tasa, con lo que el nombre del nuevo mandatario se conocería en una segunda vuelta, el 31 de octubre próximo.

Una encuesta del instituto Ibope difundida hoy le atribuyó a la candidata oficialista un 50% de las intenciones de voto, contra el 27% que obtendría Serra, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB). Otra del instituto Sensus, también divulgada hoy, presentó leves diferencias y dijo que Rousseff tiene el respaldo del 47,5% de los electores, mientras que Serra cuenta con un 25,6% de los apoyos.

Según Ibope, resta un 4% de indecisos y una tasa similar de los electores dijo que votará en blanco, por lo que sus sufragios no serán contabilizados en el escrutinio oficial.

El sondeo de Sensus arrojó resultados similares en esos apartados e incluso fue un poco más allá, pues afirmó que, una vez descontados los posibles sufragios en blanco, Rousseff obtendría el 54,7% de los votos válidos y el mismo domingo se convertiría en la primera mujer elegida para gobernar el país.

Ambas encuestas coincidieron en que el tercer lugar lo mantiene la ecologista Marina Silva, del Partido Verde (PV), que atesora entre el 11 y el 13% de las preferencias y puede ser el fiel de la balanza de una probable segunda vuelta entre Rousseff y Serra, pues ha subido unos dos puntos porcentuales en las últimas semanas.

En todos los casos, las encuestas conocidas esta semana han registrado una ligera reducción en las intenciones de voto con que cuenta Rousseff, y señalado la posibilidad de que la Presidencia se defina el 31 de octubre. Si se llegara a ese extremo, Ibope y Sensus fueron contundentes y coincidieron en que Rousseff ganaría con un 55%.

En el penúltimo día de la campaña en las calles y la televisión, Rousseff permaneció hoy en Brasilia, donde se reunió con obispos y representantes de diversas iglesias, que pidieron ser recibidos ante rumores que la candidata estaría decidida a impulsar la legalización del aborto.

"Soy a favor de la valorización de la vida y personalmente estoy en contra del aborto, que considero un acto de violencia contra la mujer", afirmó la abanderada del PT tras el encuentro.

También negó que, como afirmaron algunos medios locales sin citar fuentes, haya dicho que "ni Jesús le quita la victoria" el domingo. "Es una difamación. Soy cristiana y jamás utilizaría el nombre de Jesús en vano", declaró Rousseff, quien dijo que los resultados de las encuestas halagan, "pero no ganan elecciones", que solamente se "resuelven en las urnas".

Serra, por su parte, se concentró en el estado de Sao Paulo, el mayor colegio electoral del país y que desde hace quince años es el principal fortín electoral del PSDB.

El candidato opositor se reunió con empresarios, educadores y fiscales de hacienda, para después visitar las ciudades de Sao José dos Campos y Barueri. La campaña electoral concluirá mañana, cuando los principales candidatos se recluirán durante la mayor parte de la jornada a fin de prepararse para el último debate televisivo antes de las urnas, que será realizado por la noche.

Será en el canal Globo, el de mayor audiencia en Brasil, y además de Rousseff y Serra, participarán Marina Silva y Plinio de Arruda Sampaio, del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), quien tiene menos del 2% de respaldo y ha sido en esta campaña una piedra en el zapato de todos los candidatos con sus irónicas criticas al capitalismo.

El viernes ya no habrá actos proselitistas ni propaganda en televisión y radio, pues comenzará el llamado "período de reflexión" previo a la jornada electoral del domingo.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es