13 de junio de 2021, 13:09:25
Los Lunes de El Imparcial

reseña


Haruki Murakami: De qué hablo cuando hablo de correr


Haruki Murakami: De qué hablo cuando hablo de correr. Traducción de Francisco Barberán Pelegrín. Tusquets. Barcelona, 2010. 232 páginas. 17 €


Haruki Murakami (Kioto, 1949) comenzó su vida de corredor a los 33 años y poco después conseguiría situarse en verdadera línea de salida como novelista. El simple hecho de correr una hora todos los días asegurándose un tiempo de silencio para sí mismo se convirtió, como él mismo asegura, en un hábito decisivo para su salud mental, lo que le ayudó a publicar numerosos libros de gran éxito en todo el mundo al tiempo que participaba en numerosas carreras de larga distancia.

Este libro desgrana la biografía del autor dentro del mundo del atletismo para explicar su filosofía vital, y reflexiona sobre la influencia que este deporte ha ejercido en su obra literaria. Llega a convertirse en toda una ofrenda para los lectores en forma de “memorias de corredor”, desvelando el alma de Murakami como persona. Las carreras en las que tomó la salida –de las cuales acabamos siendo también partícipes– se desarrollan a lo largo de nueve textos: ocho están fechados entre el 5 de agosto de 2005 y el 1 de octubre de 2006, y entre medias nos incluye otro, de junio de 1996, en el que nos muestra su pericia y valentía al conseguir terminar una carrera de cien kilómetros…

Fuerza de voluntad, amor propio, espíritu de superación, equilibrio e inspiración, se desprenden de esta obra de un fondista/novelista que lleva veinticinco años haciendo deporte para llegar a afirmar que “la mayoría de lo que sé sobre la escritura lo he ido aprendiendo corriendo por la calle cada mañana. De un modo natural, físico y práctico”. Modestamente, a pesar de llegar a ser candidato al premio Nobel, Murakami asegura considerarse, como escritor y como atleta, más un “caballo de carga” que uno de carreras; sin embargo, le gustaría ser recordado con todo un maratón de telón de fondo y con estas palabras: “Al menos aguanto sin caminar hasta el final”.

Sin duda alguna, se trata de un libro motivador para los que pretenden terminar cualquier carrera, concluir una novela o superar los obstáculos en sus vidas. Recuerden que “en la autopista de la vida no es posible circular siempre por el carril de adelantamiento”, además de la siguiente máxima vital: “Si hay un contrincante que debes vencer en la carrera de larga distancia que supone la vida, ése no es otro que el tú de ayer”. Uno de los mejores libros sobre atletismo popular que jamás se hayan escrito.

Por Fernando Leblic
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es