24 de junio de 2021, 17:28:06
Deportes

gimnástic 0 xerez 2


El Xerez hunde un poco más a un Nàstic inoperante ante la portería


El Xerez se impuso al Nàstic con comodidad (0-2) y pese a jugar prácticamente con un jugador menos durante todo el encuentro. Los locales quisieron llevar la iniciativa y por momentos realizaron un buen fútbol, pero una vez más evidenciaron una preocupante falta de gol. Los de Javi López, por su parte, siguen con su buena línea de resultados, y esta tarde necesitaron muy poco para llevarse los tres puntos.


El partido empezó tosco y feo, sin un claro dominador y sin ocasiones. Aún así el primer gol llegó muy pronto, fruto de un error defensivo del conjunto local. Mingo perdió el esférico casi en el córner y Redondo centró para que Capi, completamente solo, fusilase a Rubén. El rechace del portero cayó a pies de José Mari, que marcó a placer.

La reacción del Nàstic llegó en seguida. El conjunto de Luis César tomó la iniciativa del juego e intentó desplegar su fútbol habitual. Así, un centro desde la derecha culminó con un remate de Gerardo que salió lamiendo el palo. El equipo local se animó y siguió insistiendo ante Lledó, con un incisivo Cruz que no tenía el punto de mira centrado.

A los veinticuatro minutos la cosa se puso de cara para el cuadro local. Powel marchaba por velocidad para plantarse ante Lledó y Moreno lo tiró al suelo. El colegiado consideró que éste era el último hombre, por lo que fue expulsado.

Pero el que estuvo a punto de sentenciar fue el Xerez. José Mari robó ante Mingo y cedió para Bermejo, dentro del área. Éste cedió a Pablo Redondo, que incomprensiblemente envió fuera cuando tenía toda la portería para él.

El Nàstic volvió a la carga y Rodri, tras un rechace del portero, obligó a Lledó a hacer la parada del partido. Los locales siguieron igual hasta el descanso, incapaces de perforar la portería contraria.

Luis César apostó en la segunda mitad por irse al ataque, quitando a Mingo y dando entrada a Walter por banda izquierda. Pero, de nuevo, fue el Xerez el que pudo marcar en los primeros minutos de la reanudación. Una buena jugada de Capi por la izquierda acabó con un centro que José Mari remató fuera por poco.

Rodri tuvo el empate poco después, tras un centro desde la derecha. El remate del jugador local se marchó desviado. El Nàstic apretaba, y Cruz, gracias a un rebote, estuvo a punto de sorprender a Lledó llegada la hora de juego. Y aunque el Nou Estadi cantó gol unos minutos después, éste nunca subió al marcador, ya que el colegiado entendió que Gerardo remató en fuera de juego.

En la siguiente jugada llegó la puntilla para los locales. Una contra del cuadro andaluz acabó con un balón al palo de Óscar Díaz. El rechace lo aprovechó Cordero para marcar el segundo a placer.

El gol apagó definitivamente a los locales, que perdieron convicción de cara a la puerta contraria y dejaron que el Xerez cada vez se sintiese más cómodo y ya no pasara más apuros atrás.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es