13 de abril de 2021, 18:36:19
Cultura

dirige el Jameson Notodofilmfest


Daniel Monzón: "Hay películas que desearías que fueran cortos para que la tortura fuera más breve"


Pese a que, aparentemente, parece que haya alcanzado la cima del éxito con "Celda 211", lo cierto es que Daniel Monzón tiene energía para mucho más. Lo demuestran los dos proyectos en los que anda ahora inmerso, además de su nueva andadura como director del Jameson Notodofilmfest, un festival de cortometrajes en Internet. Para el cineasta, las nuevas tecnologías no son un problema. Al revés, son el gran aliado en el desarrollo de una industria cinematográfica a la que tanto aprecia y a la que tanto aporta.


¿La dirección del Jameson Notodofilmfest es un reto más en su carrera?
Por supuesto. Sobre todo porque tengo que conciliarlo con la puesta en marcha de mis dos siguientes proyectos y quiero atenderlo como se merece. En cualquier caso, es un reto extremadamente divertido.

¿Puede un corto de 3 minutos dar un repaso a un largometraje?
Puede, desde luego. Hay cortos que contienen más belleza o interés en sus escasos minutos que muchas películas que desearías que hubieran sido cortometrajes para que la tortura, al menos, fuera más breve.

Ha dicho que hace falta buena comunicación para que el público llegue a conocer todo el cine que se hace. En esta tarea, Internet es uno de vuestros mejores aliados, pero es también la herramienta que posibilita las descargas. ¿No resulta paradójico?
Yo creo que, cuanto antes se den cuenta productores, distribuidores y exhibidores de que Internet es una realidad que está ahí y no va a desaparecer, y que hay que concebirla como aliada en lugar de enemiga, mejor. Internet ha alumbrado a un nuevo tipo de espectador de lo audiovisual que está deseoso de consumir películas. Habría que crear portales legales en los que se pudiera descargar cine por un precio módico e inmejorable calidad, y que estrenaran los títulos el mismo día en que lo hacen en las salas. Estoy convencido de que un gran porcentaje de la gente que se baja hoy cine de forma ilegal se pasaría a la seguridad y a la calidad de un portal legal. Los espectadores que siguen acudiendo a las salas porque les gusta la experiencia de ver una película en el cine no abandonarían su hábito, seguirían yendo a las salas. No se restarían espectadores, se sumarían… Es una opinión.

Hay un debate en periodismo sobre los blogs en el sentido de que hay una sensación de que cualquiera puede informar. En este festival se anima a cualquiera a coger una cámara y grabar. ¿En el cine no hay ese tipo de temores?
Notodofilmfest es un paso más en la democratización del cine. Las nuevas tecnologías permiten que cualquiera pueda llegar a realizar una obra maestra –o un auténtico bodrio- en la cocina de su casa con una cámara tan pequeña como un paquete de chicle. En la literatura no necesitas más que un puñado de folios y un bolígrafo para escribir el “Guerra y paz” del siglo XXI o una obra hedionda que nadie quiera leer. Lo importante es que el medio cinematográfico está cada vez más abierto a todo aquel que quiera experimentar con él y su lenguaje. Con los blogs pasa lo mismo, los hay que concitan interés y los hay que no los leen ni los familiares cercanos al autor.

Una de las categorías premia el mejor trabajo grabado en 30 segundos. ¿Pero acaso es posible decir y hacer algo en ese tiempo?
El ejemplo está en la publicidad. Los spots duran 20 segundos y los hay –magníficos- que te cuentan toda una historia con sus personajes en menos que canta un gallo.

Daniel Monzón, director del Jameson Notodofilmfest

Otra de las categorías invita a hacer un remake de las películas favoritas de los concursantes. ¿Cuál elegiría?
En Estados Unidos, que son tan amigos de ello, me han ofrecido en estos últimos tiempos hacer algunos remakes, entre ellos, el de mi propia película “Celda 211” –que no quise hacer por razones obvias- o de lo que ellos consideran clásicos como “El fugitivo”. Hasta el momento los he rechazado todos. Me ofrecieron también desde Europa rehacer “El salario del miedo” de Clouzot, pero ¿qué le podía aportar yo a una película tan buena como no fuera el color? El único remake que tiene sentido es el de una película fallida a la que veas posibilidades de añadir algo. Si me animara a hacer uno, sería de una película de género de serie B, de esas que uno ama en secreto y que más o menos puedes cambiar de pies a cabeza sin que una horda de fans quiera desollarte. Algo como lo que hizo Cronenberg con “La mosca” o John Carpenter con “La cosa”.

En este tipo de festivales surge del anonimato gente muy buena. ¿Eso alivia?
Sin duda. Yo adoro el cine, es emocionante ver cómo surgen nuevos nombres, nuevas cosas, comprobar que el cine sigue muy vivo más allá de tu progresiva arterioesclerosis…

¿Por qué siempre pensamos que más es mejor?
Yo contraatacaría con la máxima de Baltasar Gracián, “lo bueno, si breve, dos veces bueno”…

El cortometraje es el gran olvidado entre los espectadores, pero ¿es lo suficientemente valorado en la profesión?
Depende del profesional en cuestión. Eso de “la profesión” no es un ente homogéneo. A mí siempre me han interesado mucho los cortos, el problema es que su difusión no es precisamente fácil ni masiva. Ahí radica el principal problema.

Va a dirigir un festival de cortos en Internet rumiando aún los éxitos cosechados con "Celda 211" y como uno de los cineastas más adulados del momento. ¿Es un gesto a valorar o lo considera su obligación?
El Notodofilmfest es el tipo de festival que me hubiera encantado que existiera cuando yo intentaba hacer cine. Desde el momento en que me ofrecieron la posibilidad de dirigirlo este año no pude por menos que aceptar.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es