25 de enero de 2021, 17:54:57
Nacional

rivero "tumbará" los presupuestos si zapatero no admite sus exigencias


PNV y CC aprovechan la debilidad del Gobierno e imponen sus condiciones para apoyar los PGE


El Gobierno de Zapatero necesita comprar apoyos al precio que sea y por ello ha cerrado un acuerdo con el PNV por el que traspasará 20 competencias al País Vasco a cambio de que apoyen los Presupuestos de 2001, aunque en un primer momento se habló de un acuerdo a largo plazo que supondría el aval del PNV hasta 2012, algo que Urkullu ya ha desmentido. Por su parte, Coalición Canaria ha anunciado que el lunes planteará sus exigencias al presidente del Gobierno y que si no son admitidas, "tumbará" los presupuestos.


El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, advirtió hoy de que Coalición Canaria "tumbará" los presupuestos generales del Estado si no se admiten todas sus exigencias, que planteará el lunes a José Luis Rodríguez Zapatero en una reunión en la Moncloa.

Rivero, en declaraciones a los medios de comunicación, desmintió que ya exista un acuerdo con el PSOE e insistió en que Coalición Canaria quiere aprovechar el momento político y la necesidad que tiene el Gobierno del apoyo de sus dos diputados para conseguir las reivindicaciones "de más calado político que se han planteado nunca en una negociación con el Estado".

"Esta es una oportunidad política para Canarias que no vamos a desaprovechar", dijo Paulino Rivero a los periodistas tras participar en un acto político de Coalición Canaria sobre políticas de igualdad.

Entre las exigencias "irrenunciables" de CC para apoyar los presupuestos en el Congreso, Rivero demandó un calendario preciso para que se reconozca el mar de Canarias -las aguas interiores entre las islas- como parte de la Comunidad Autónoma, el desbloqueo por parte del PSOE canario de la reforma del Estatuto de Autonomía y el traspaso de todas las competencias pendientes en el vigente Estatuto.

Advirtió al PSOE canario de que tendrá que levantar su veto a la reforma del Estatuto de Autonomía, que los socialistas condicionan a un cambio en el sistema electoral, porque de lo contrario "no habrá presupuestos".

"Estoy pensando en Canarias, no estoy pensando en lo que le interesa a Zapatero ni en lo que le interesa a Rajoy", afirmó Rivero, y descartó acuerdos parciales porque sus exigencias son "de mínimos".

Además de las cuestiones estatutarias y de las competencias sobre las aguas interiores, el presidente canario dijo que el acuerdo con Zapatero debe incluir que se rebajen más las tasas aeroportuarias en Canarias y que se mantengan las bonificaciones a los aeropuertos de las islas.

Otras exigencias son que se mantengan 70 millones de euros para el plan de empleo en Canarias y que continúen en 2011 el plan de infraestructuras educativas, el plan de infraestructuras turísticas y las políticas activas de empleo.

"No vamos a tomar decisiones pensando en los intereses de unos o de otros", sino en función de que estas cuestiones "irrenunciables" se resuelvan, afirmó Paulino Rivero.

También insistió que estas cuestiones son de mínimos, de manera que no valen acuerdos parciales, y aseguró que en ningún caso los diputados de CC se abstendrán, sino que apoyarán o rechazarán los presupuestos en función de si hay acuerdo, que deberá ser por escrito.

El presidente del Gobierno autonómico precisó que en el caso del reconocimiento del mar canario, debe cerrarse un calendario para desbloquear una proposición de ley de CC sobre esta cuestión que está en trámite en el Congreso, para que antes de final de año Canarias tenga reconocidas sus aguas.

Durante su intervención en el acto político de CC, Paulino Rivero dijo que se trata de que Canarias tenga derecho sobre los recursos naturales del mar interior entre las islas, la competencia en el perímetro de las doce millas y el reconocimiento de la zona económica especial.

"Vamos a aprovechar el momento político con trabajo, sutileza y astucia, sin arrugarnos", garantizó Paulino Rivero a sus correligionarios.

El PNV corrige a Zapatero y aclara que sólo apoyará los PGE
Por su parte, el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha dicho hoy que el acuerdo de estabilidad presupuestaria que han alcanzado hoy el PSOE y el PNV es "histórico" y ha advertido de que no compromete a su partido a respaldar iniciativas del Gobierno en las Cortes Generales.

El Gobierno socialista ha pactado con el PNV su apoyo a los presupuestos para 2011, un acuerdo que le garantizará la estabilidad política para el resto de la legislatura a cambio del traspaso de veinte materias a Euskadi y 112 millones de euros en inversiones.

En una rueda de prensa en Bilbao junto al diputado del PNV Josu Erkoreka, el presidente del PNV ha expresado su "satisfacción" por un acuerdo que es un "paso determinante y definitivo" para transferir al País Vasco la totalidad de las competencias contempladas en el Estatuto.

Urkullu ha precisado que se trata de un pacto "exclusivamente presupuestario" y que no implica "ningún compromiso" para que el PNV respalde posteriores iniciativas del Gobierno, a quien ha pedido que haga "un esfuerzo por cambiar el modelo productivo del Estado".

"Alcanzado el acuerdo tenemos las manos libres para actuar en el ejercicio político tanto en Senado como en el Congreso. No nos ata ningún compromiso con el Gobierno", ha recalcado.

Urkullu ha señalado que la intención del PNV en esta negociación ha sido "la defensa de lo mejor para Euskadi" y ha negado que los nacionalistas hayan buscado "ser el salvavidas de Rodríguez Zapatero, ni por contra ser el que hundiera a Rodríguez Zapatero".

En cualquier caso, ha señalado que, durante el proceso negociador, los nacionalistas vascos han sido "conscientes de las quejas por la manera en que el Gobierno español ha gestionado la crisis económica", pero han valorado que "más allá de los juegos políticos de los partidos, con interés a corto plazo" la sociedad quiere "estabilidad" para "poner las bases para salir de la crisis".

Además, el dirigente nacionalista ha considerado que "el tiempo (de estabilidad) ganado para el cumplimiento de esta legislatura" brinda al Gobierno "una oportunidad para profundizar en la normalización política y, en su caso, en procesos de pacificación", para lo que ha ofrecido el respaldo de su partido.

Urkullu ha valorado especialmente el "hito" que supone que, gracias a este acuerdo, las Haciendas Forales tengan "una presencia directa" en los grupos de trabajo del Ecofin y ha destacado que esto es una forma de "defender el Concierto Económico" en las instituciones europeas.


El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es