12 de noviembre de 2019, 19:47:48
Entrevistas

El periodista presentó su libro "Basta de Historias"


Andrés Oppenheimer: "Los latinoamericanos están obsesionados con el pasado"


Solo un gran acuerdo nacional entre grupos sociales, sindicatos y partidos puede convertir en prioridad alcanzar una educación de calidad para "salir del hoyo" y superar el atraso ancestral, dijo el periodista y escritor Andrés Oppenheimer.


El periodista argentino, quien visitó México para promover su más reciente libro, "Basta de Historias" (Debate, 2010), calificó como "un disparate total" que los latinoamericanos estén "tan obsesionados por el pasado".

Por ejemplo, recordó que México gastó unos 200 millones de dólares en los recientes festejos del Bicentenario de la Independencia. En su obra, el columnista del Miami Herald muestra los avances en los sistemas educativos de países como Singapur, Finlandia, China, India, entre otros, los cuales han sido las llaves para salir del subdesarrollo y entrar a la nueva sociedad de la información y del conocimiento.

"No digo que tenemos que olvidarnos de nuestros bicentenarios, pero nuestra obsesión por la historia nos distrae de las tareas más urgentes, la educación de nuestros países", dijo en una entrevista con Efe.

En este sentido, indicó que en los billetes, casi todos los países latinoamericanos imprimen las imágenes de sus próceres, mientras que en otras naciones se colocan las imágenes de alguna universidad o la palabra "educación".

Después de tres semanas del lanzamiento de "Basta de Historias" en México, con una edición de 25.000 ejemplares, ya fue necesario imprimir otras 5.000 unidades. En su libro Oppenheimer recordó que los países que invierten en educación, en investigación y en tecnología, superan a los que se quedan como productores de materias primas o manufacturas básicas.

Afirmó que las sociedades latinoamericanas deben asumir la responsabilidad de la educación, la cual no debe quedar "en manos de los políticos ni de los gobernantes, ya que ninguno de ellos va a solucionar la calidad educativa".

Esta es una inversión a largo plazo, dijo, mínimo a 20 años y advirtió que los políticos "solo piensan en proyectos de 3 y 6 años, "en construir un camino, un puente, un edificio de la escuela, en aparecer en la foto que les da un beneficio político, pero no eleva la calidad de la educación".

Añadió que los ciudadanos han comenzado a tomar "el toro por los cuernos" y que en países como Brasil e Israel, diversos grupos sociales han centrado sus esfuerzos en colocar la educación en el primer sitio de la agenda nacional.

Este es un movimiento que empieza a cobrar fuerza, en el que algunas organizaciones civiles promueven alianzas y pactos con todos los sectores involucrados, con partidos y con sindicatos para demandar que los objetivos educativos sean parte de una política de Estado, destacó.

"Los partidos y sindicatos pueden mantener discrepancias y pelear en todos los demás temas, pero en materia educativa deben establecer acuerdos", aseguró el comunicador.

A su juicio, el problema es de voluntad y decisión política, no de dinero. Al respecto, recordó que América Latina gasta en promedio entre el 4% y 6% de su producto interno bruto (PIB) en educación, mientras que China apenas destina un 2% de su PIB, pero lo invierte en calidad, por lo que ha creado universidades a nivel mundial.

Además, advirtió la urgencia de trabajar con nuevos enfoques, acabar con la venta de plazas laborales, elevar los salarios a los maestros más destacados, evaluar a todos los profesores, premiar a los mejores y promover la "meritocracia".

Los maestros no quieren ser considerados un obstáculo a la educación, dijo, y señaló que los sindicatos de maestros pueden participar en este cambio. "No hay nada imposible, en Brasil el movimiento logró poner el tema de la educación en segundo lugar de prioridades, solo después de la inseguridad", agregó.

Reiteró que "la evidencia es clarísima": los países que apuestan por la educación son los que están saliendo del atraso económico y superando la pobreza. Oppenheimer indicó que promoverá su libro en Argentina y Estados Unidos en noviembre y continuará en diciembre en España.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es