20 de enero de 2021, 5:36:07
Mundo

V ANIVERSARIO


Las Damas de Blanco recuerdan la "Primavera Negra" de Cuba



Los gladiolos de las Damas de Blanco han vuelto a ser esgrimidos en conmemoración del V Aniversario de la llamada “Primavera Negra” de Cuba, materializada en una ola de represión lanzada desde el régimen de Castro hacia periodistas independientes, opositores políticos, sindicalistas y defensores de los derechos humanos, que llevó a la cárcel a 75 personas.

La calle Bailén, el Palacio Real y la catedral de la Almudena han sido testigos en la tarde de este martes del llamamiento realizado desde esta asociación de mujeres cuyo motor es la lucha por la salvación de sus seres queridos, prisioneros de conciencia en las cárceles cubanas. Cuatro mujeres vestidas de blanco, sosteniendo gladiolos y una bandera cubana se han dado cita frente al Palacio Real, y acompañadas por algunos de los presos recientemente liberados por motivos de salud y exiliados ahora en España -como el poeta Raúl Rivero o el sindicalista Pedro Pablo Álvarez- han recorrido la calle Bailén hasta llegar a la catedral madrileña, desde donde han leído un manifiesto en recuerdo a los que aún continúan encerrados por delitos inexistentes en Cuba. En el comunicado, las Damas de Blanco han realizado un llamamiento a “gobiernos, parlamentos, organizaciones no gubernamentales y pueblos” para que éstos analicen la situación actual del pueblo cubano, y si la represión ha variado desde marzo de 2003. “Continúan las promesas, los pactos, las visitas de enviados internacionales que no pisan las cárceles cubanas… Pero los cambios deben iniciarse mediante la liberación inmediata e incondicional de los presos de conciencia”, ha leído una de las Damas de Blanco minutos antes de que diera comienzo la misa conmemorativa en el templo.

Entre estas mujeres que han representado en Madrid este movimiento cubano en clave femenina se encuentra Caridad González, hermana del periodista Alejandro González, que cayó en la “Primavera Negra” y ha sido uno de los cuatro liberados durante el pasado mes de febrero. “Yo entonces trabajaba para el Estado, y mi hermano estaba en prisión, pero era imposible hacer nada”, recuerda congestionada Caridad.

El sindicalista Pedro Pablo Álvarez también pertenece al conocido como Grupo de los 75, formado por ciudadanos de la isla que fueron privados de libertad el 18 de marzo de 2003. Tras un mes en España, Álvarez ha afirmado que continúa su recuperación tras cinco años traumáticos entre rejas sin haber cometido delito alguno. No pierde la esperanza, a pesar de los imperceptibles cambios en el régimen cubano tras el “traspaso” de poderes de Fidel Castro a su hermano Raúl. “Creo que a partir de la muerte de Fidel se acelerará todo, porque Raúl no es tan carismático, es más práctico, y es posible que quiera hacerlo mejor en menos tiempo”, ha comentado el sindicalista.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es