16 de junio de 2021, 18:21:52
Cultura

la escritora ingresa este domingo en la RAE


Soledad Puértolas: una vida empeñada en reflejar la vida en la literatura


La escritora Soledad Puértolas ingresa este domingo en la Real Academia Española con un discurso sobre los personajes secundarios de "El Quijote" que le servirá para defender por qué tiene que ocupar el sillón "g" de esta institución. Esta es su vida y su obra.


Soledad Puértolas, escritora española y asesora del Consejo de Administración del Instituto Cervantes, en representación del Patronato, es, desde el 28 de diciembre de 2009, única aspirante a ocupar la vacante dejada en la Real Academia Española (RAE) por el científico Antonio Colino (sillón "g").

El escepticismo vital que acompaña la mayoría de sus relatos y novelas parece una evocación de la literatura de Anton Chejov, a quien ella considera su maestro.

Califica las novelas de formas literarias imperfectas, sin esa fuerza poética superior que tiene los cuentos, según declaró en 2003 a la prensa en México tras asistir al ciclo "Literatura Hoy. Premios de la última década", que organizó allí el Centro Cultural de España.

Nació el 3 de noviembre de 1947 en Zaragoza, donde estudió Periodismo. Posteriormente, en Madrid, empezó Ciencias Políticas, carrera que no terminó.

Entre 1968 y 1970 escribió en la revista "España Económica". Después vivió ocho meses en Noruega y tres años en Santa Bárbara (California, EEUU), donde impartió clases de literatura hasta su regreso a Madrid, en 1975.

La Premio Planeta 1989, Anagrama 1993 y Sésamo 1980 fue asesora del Ministerio de Cultura que dirigió Javier Solana entre 1982 y 1985, y coordinadora del Área de Lengua Castellana para la Difusión del Español en el mundo. Asimismo, dirigió la editorial Destino.

Para ella escribir es "como un parto" en el que el personaje "se lleva mucho de ti", como dijo en 2007 cuando habló en Tenerife de su "Historia de un abrigo".

A su novela ganadora del Premio Sésamo -"El bandido doblemente armado"- siguieron "Una enfermedad moral" (1983); "Burdeos" (1986); "Todos mienten" (1988); "Queda la noche", que le valió el Premio Planeta; "Imagen de Navarra" (1991); "Días del arenal" (1992); y "La vida oculta", por la que recibió el Premio Anagrama de Ensayo. Después aparecieron sus novelas "Si al atardecer llegara el mensajero" (1995); "Recuerdos de otra persona" (1996); y "Una vida inesperada" (1997).

Tras esta última, Soledad Puértolas volvió al relato, con entre otros libros, "Gente que vino a mi boda" (1998), "El inventor del tetrabrik" (1998), "Adiós a las novias" -Premio NH al mejor libro de relatos'01- y "Como el sueño" (2004).

Con anterioridad a las dos últimas obras, la escritora aragonesa había retomado la novela con "La señora Berg" y "La rosa de plata", ambas de 1999 y a las que más tarde añadió "Con mi madre" (2001), "Historia de un abrigo" (2005) y "Cielo nocturno" (2008).

Conferenciante y parte del jurado de diversos premios literarios, en 2003 obtuvo el Premio de las Letras Aragonesas a su trayectoria y el 20 de noviembre de 2009 se convirtió en uno de los consejeros del Consejo de Administración del Instituto Cervantes, en representación del Patronato, para un período de tres años.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es