16 de octubre de 2019, 1:45:33
Sociedad

los españoles


Se gastarán cerca de dos mil millones en estas vacaciones



A pesar de que el depósito cuesta entre seis y 12 euros más que el año pasado, los españoles no se quieren quedar en casa durante estas vacaciones de Semana Santa. La desaceleración económica no ha hecho cambiar los planes que la mayoría de los españoles tenía para este periodo vacacional.
Según las estimaciones de los expertos, los españoles nos gastaremos entorno a los 2.000 millones de euros. Cada familia se gastará una media de 600 euros.
Con el incremento del IPC y las estadísticas de años anteriores elaborados por organismos como la Confederación Española de Amas de Casa Consumidores y Usuarios (CEACCU) el gasto por persona que varía según los planes realizados. Unos 200 euros desembolsará aquel que viaja por el territorio nacional y se aloja en una segunda residencia o en casa de amigos. Por el contrario, alrededor de 1.100 euros se gastarán aquellos que opten por viajar al extranjero.

La fuerza del turismo
Según fuentes del sector turístico, estas vacaciones serán «bastante animadas», con un volumen de viajes similar al del 2007. El turismo resiste frente a los diferentes factores desestabilizadores que reducen el consumo de otros bienes, a los que se renuncia más fácilmente que a viajar.

57.400 vuelos, dos millones de billetes de tren vendidos, 15,6 millones de desplazamientos en coche… Los españoles se mueven. Eso sí, más por el territorio nacional. Por la fuerza de la tradición, nueve de cada diez españoles que viajan en Semana Santa lo hace dentro de España y los destinos favoritos son sus lugares de origen. Tan sólo un 10% opta por salir al extranjero.

Este año, sólo el 20% de los españoles se tomará 10 días de vacaciones, por lo que la mayor parte de los desplazamientos se producirá entre el 19 y 24 de marzo y el 60% se hará por carretera.

Sólo entre un 15% y un 20% requiere el servicio de las agencias de viajes durante este período, sobre todo para comprar billetes aéreos con destino a Baleares y Canarias o a capitales europeas. Dado el aumento de la demanda hacia los dos archipiélagos por parte de los viajeros ansiosos de tomar su primer baño de sol y playa, las compañías aéreas amplían su oferta con vuelos adicionales, como Iberia, que ha programado 26 servicios especiales para volar entre Madrid y Baleares entre el 15 y el 24 de marzo.


El tren es uno de los medios de transporte preferido en Semana Santa. Renfe ha reforzado su oferta habitual con 120.000 plazas adicionales, superando de esta forma el total de los diversos servicios de la compañía los dos millones de asientos.

Playa y montaña
En España, la montaña es una de las grandes protagonistas de este año, gracias a la temprana llegada de Semana Santa, lo que permite a los turistas aprovechar la recta final de la temporada de esquí y a los hoteleros de los Pirineos y la Cordillera Cantábrica llenar sus establecimientos al cien por cien. No obstante, el destino estrella, año tras año, es la costa, donde, con un 20% de establecimientos aún cerrado, la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat) prevé una ocupación inicial del 60% en Canarias y la Costa del Sol, casi del 70% en Baleares y del 50% en el Mediterráneo, para pasar a rozar el 'lleno técnico' a partir del Jueves Santo.

Por comunidades y ciudades destaca Andalucía, donde se espera una ocupación del 100% en Cádiz o Sevilla, mientras que el interior llegará al 85%. Barcelona llenará sus hoteles más que Madrid, con una ocupación del 90% frente al 80% en la capital.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es