23 de septiembre de 2019, 18:29:04
Los Lunes de El Imparcial

reseña


Javier Solana: Reivindicación de la política. Veinte años de relaciones internacionales


Javier Solana: Reivindicación de la política. Veinte años de relaciones internacionales. Conversaciones con Lluís Bassets. Debate. Barcelona, 2010. 267 páginas. 21,90 €


“Yo creo en la política… La política no es mera gestión, no es administración, es mucho más que eso”. Todo un catedrático de Ciencias Físicas que ha dedicado su vida a la política. Toda una figura de nuestra Transición. Y es que Javier Solana, miembro de las Cortes Constituyentes antes que ministro en distintas áreas, es todo un estandarte de la política internacional que ha paseado con orgullo el nombre de nuestro país en distintos organismos internacionales, desde la OTAN hasta el Consejo Europeo, pasando por el privilegio de ser el primer Alto Representante de la Unión Europea para la Política Exterior y de Seguridad Común.

Por eso la lectura de Reivindicación de la política es un manual para la comprensión de tres décadas irrepetibles de la historia española. Testigo y a la vez protagonista, Solana da cuenta de las preguntas que Lluís Bassets –director adjunto del diario El País– enuncia, para hilar un relato de la evolución de la España democrática que no deja fuera casi ninguna cuestión.

Así, Oriente Próximo, Rusia, los Balcanes, EE.UU.; terrorismo, educación, integración; guerras, armisticios, pactos… Grandes mandatarios interactúan con Solana en las páginas de este libro. Porque el relato es tan próximo, tan cercano, que es fácil que el lector lo sienta incluso en primera persona. Y es que las apenas 267 páginas de este diálogo saben a poco, pues dan una idea de todo lo que a Solana le queda por contar… Pero sirven para abrir el apetito por una historia que es a la vez pasado, presente y futuro.

Dice Solana en su relato que “la socialdemocracia no ha sido capaz de adaptarse, no se ha acoplado a las grandes transformaciones del mundo al ritmo que debería haberlo hecho”. Y se trasluce de sus palabras que la integración es la única senda que garantiza a Europa la relevancia mundial en el siglo que transcurre. Pero no dan estas breves líneas para dar reflejo de todas las ideas que Bassets recoge.

Eso sí, como en toda historia contada por una de las partes, siempre habrá matices cuando el relator sea el coprotagonista. Pero dice también Solana que “la política tiene que ser pedagogía y tiene que ser liderazgo”, que “en parte es hacer presente el futuro”, para lo cual es necesario tener una visión adecuada de ese futuro que se quiere hacer presente. Y no puedo estar más de acuerdo.

Por Ana Collado Jiménez
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es