7 de diciembre de 2019, 8:35:32
Mundo

tensión militar


Ban Ki-moon condena el ataque


El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó hoy el ataque de Corea del Norte contra territorio de Corea del Sur, y así se lo transmitió al Consejo de Seguridad, cuyo presidente señaló que no se abordará este asunto en su reunión del martes.


"No se ha pedido ninguna reunión al respecto", señaló el presidente de turno y embajador británico, Mark Lyall Grant, al iniciar los debates de ese órgano.

Al mismo tiempo que comenzaba la sesión del Consejo, el portavoz del secretario general de la ONU, Martin Nesirky, emitió un comunicado en el que Ban expresaba su "profunda preocupación" y "condena" del ataque perpetrado por Corea del Norte.

Pyongyang lanzó proyectiles de artillería sobre Yeonpyeong, una isla surcoreana habitada por 1.700 civiles, que causó la muerte a dos marines de Corea del Sur.

"El ataque es uno de los más graves incidentes ocurrido desde el fin de la guerra de Corea" (1950-53), señaló Ban.

Nesirky agregó que "el secretario general condena el ataque y pide inmediata contención", al tiempo que lamentó la muerte de los dos militares surcoreanos y envió su pésame a los familiares.

Ban, quien antes de ocupar el cargo de secretario general fue ministro de Asuntos Exteriores de Corea del Sur, insistió en que las diferencias entre Pyongyang y Seúl se deben de resolver "de manera pacífica y a través del diálogo".

El portavoz agregó que "el secretario general ha transmitido su más profunda preocupación al presidente del Consejo de Seguridad", que durante noviembre corresponde al Reino Unido y a su embajador, Mark Lyall Grant.

El diplomático británico señaló, por su parte, que por el momento el máximo órgano de decisiones de Naciones Unidas "no ha recibido ninguna petición" para que el Consejo aborde esa cuestión.

En anteriores incidentes entre las dos Coreas, como el ocurrido con el hundimiento de la corbeta surcoreana "Cheonan", las peticiones de que el Consejo se reuniera para abordar la situación habían procedido de Japón.

El ataque lanzado este martes por Corea del Norte con fuego de artillería contra la isla surcoreana de Yeongpyeong, amenaza con agravar la crisis de las dos Coreas, que aunque firmaron en 1953 un armisticio, técnicamente siguen en guerra.

El Consejo de Seguridad de la ONU reforzó en junio de 2009 el régimen de sanciones a Corea del Norte en respuesta al segundo ensayo nuclear del régimen comunista.

Hace una semana, este órgano recibió un informe en el que se acusaba a Pyongyang de exportar tecnología nuclear y balística prohibida por las sanciones internacionales a países como Siria, Irán o Birmania.

Ese documento elaborado por siete expertos del organismo mundial se distribuyó oficialmente a los 15 miembros del Consejo de Seguridad después de que China levantara las objeciones que desde mayo había impedido su divulgación, indicaron fuentes diplomáticas.

En sus 75 páginas, los expertos explicaban que el régimen de Kim Jong-il está involucrado "en actividades nucleares y balísticas en ciertos países, incluidos Irán, Siria y Myanmar (Birmania)" y sugerían la adopción de medidas adicionales para impedir que los norcoreanos burlen las sanciones impuestas por la ONU.

La comunidad internacional ha expresado en numerosas ocasiones su preocupación por la creciente actividad norcoreana en materia nuclear.

La semana pasada el diario The New York Times informó de que el régimen de Pyongyang mostró a principios de noviembre un enorme complejo secreto para el enriquecimiento de uranio a un científico estadounidense.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es