14 de diciembre de 2019, 18:21:42
Sociedad

los controladores vuelven al trabajo tras ser decretado el estado de alarma


Reabierto el espacio aéreo aunque la normalidad llegará en "24 o 48 horas"


Los controladores aéreos del turno de tarde han acudido de forma generalizada a sus puestos de trabajo tras el decreto de estado de alarma, lo que ha permitido a AENA reabrir el espacio aéreo español. AENA ha puesto el teléfono 902404704 a disposición de los ciudadanos afectados y su página web. Fotos del caos aéreo


Los centros y torres de control aéreo trabajan en estos momentos con 283 controladores de los 296 programados para el turno de tarde, por lo que faltan 13 en total, según los últimos datos del Ministerio de Fomento.

Del total de controladores que están actualmente en sus puestos de trabajo, 184 corresponden a los siete centros de control aéreo que hay en España, donde han faltado 10, mientras que en las torres de control aéreo han faltado 99, 3 menos de lo previsto.

Los 10 controladores que hasta ahora no se han presentados en los centros de control para cubrir el turno de tarde, la mayoría, 7, corresponden al de Madrid y 1 a los de Palma de Mallorca, Sevilla y Canarias, respectivamente.

A los centros de control aéreo de Barcelona, Valencia y Santiago, han acudido todos los controladores programados para el turno de tarde, que son 30, 9 y 10, respectivamente.

El mayor centro de control es el de Madrid, donde en estos momentos están trabajando 55 controladores, y donde el número de los que faltan también es superior al que se ha producido en otros aeropuertos.

En Canarias hay en estos momentos 40 controladores; en Sevilla 30, y en Palma de Mallorca, 20.

Según los datos de AENA de las 16.00 horas, del total de 4.300 vuelos programados para hoy, se habían cancelado 1.226 de llegada, 78 más que a las 14.00 horas, y 1.175 de salida, 75 más.

Decretado el estado de alarma
Este cambio de actitud de los controladores se ha producido poco después de que el Gobierno decretara este sábado, y tras tres horas de Consejo de Ministros extraordinario, el estado de alarma por el caos provocado por los controladores aéreos, que han abandonado en masa sus puestos de trabajo. En rueda de prensa, Rubalcaba ha explicado que los controladores aéreos serán movilizados, lo que supone que si no van al trabajo o acuden pero se niegan a trabajar "incurrirán en un delito de desobediendia tipificado en el código penal militar", según ha explicado el vicepresidente del Gobierno. Es la primera ocasión en que se acude a una declaración de estas características en la historia de la democracia.

Las penas de cárcel a las que se enfrentarían quienes incurrieran en dicho delito no han sido especificadas por Rubalcaba, quien ha preferido confirmarlas con el Fiscal General del Estado y con el Abogado General del Estado, ambos presentes en el COnsejo de Ministros y en la comisión delegada para asuntos de crisis que ha sido constituida y que "va a seguir reunida bajo la presidencia del presidente del Ejecutivo", ha explicado el vicepresidente.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado a última hora de la mañana un número extraordinario en el que se recoge el real decreto del Gobierno por el que se declara el estado de alarma ante la situación de "calamidad pública" generada por la actitud de los controladores aéreos.

El decreto (número 1673/2010), al igual que otros dos aprobados ayer para hacer frente a esta situación, ha sido firmado por el Rey en Argentina, donde se encuentra participando en las reuniones de la cumbre iberoamericana.

El texto declara el estado de alarma para la normalización del servicio público esencial del transporte aéreo y explica que el artículo 19 de la Constitución reconoce a todos los españoles el derecho a la libre circulación por el territorio nacional.

Añade que el abandono de sus obligaciones por parte de los controladores civiles de tránsito aéreo, impide el ejercicio de ese derecho y constituye "una calamidad pública de enorme magnitud por el muy elevado número de ciudadanos afectados, la entidad de los derechos conculcados y la gravedad de los perjuicios causados".

El Gobierno considera indispensable decretar el estado de alarma y explica que las medidas del real decreto son las imprescindibles para hacer frente a la situación y resultan proporcionadas a la extrema gravedad de la misma.

El decreto, tal y como ha explicado en rueda de prensa el vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, determina que los controladores pasan a tener la consideración de personal militar y a quedar sometidos a las leyes penales y disciplinarias militares.

"Los controladores civiles de tránsito aéreo al servicio de AENA mantendrán todas las facultades inherentes a las licencias, habilitaciones, anotaciones y certificados médicos de que sean titulares, si bien ejercerán dichas atribuciones, en todo caso, bajo la organización y supervisión del Ejército del Aire", explica el artículo 4 del decreto.

Asimismo, fija la duración del estado de alarma en quince días a partir de hoy.

Por su parte, Zapatero ha comunicado por teléfono al líder de la oposición, Mariano Rajoy, y a los portavoces de los distintos grupos parlamentarios las decisiones tomadas y los pasos a seguir.

Por último, el Gobierno ha vuelto a pedir disculpas a los afectados por esta "huelga salvaje" en unas fechas tan señaladas.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es