14 de diciembre de 2019, 18:25:28
Los Lunes de El Imparcial

reseña


Agustín Serrano de Haro (ed.): Cuerpo vivido


Agustín Serrano de Haro (ed.): Cuerpo vivido. Autores: José Gaos, José Ortega y Gasset, Leopoldo Eulogio Palacios, Agustín Serrano de Haro, Joaquín Xirau. Encuentro. Madrid, 2010. 168 páginas. 20 €


Más allá del materialismo, más allá de las propuestas del idealismo, nos encontramos lo más íntimamente real en lo más cercano y en ocasiones más oculto, el propio cuerpo; no el cuerpo como figura humana, demasiado universal e indeterminada, sino en el cuerpo en tanto que nuestro. Éste es el hilo fenomenológico que enhebra los textos presentados en esta obra, Cuerpo vivido. Nos hallamos ante algo más que una yuxtaposición de artículos de intelectuales del siglo XX. Su original unidad de sentido se logra perfectamente en la apropiación activa del lector ante los ensayos de los autores que se anuncian en la portada: José Ortega y Gasset, José Gaos, Joaquín Xirau, Leopoldo-Eulogio Palacios y Agustín Serrano de Haro.

Las propuestas de los diversos capítulos parecen en ocasiones contraponerse y necesitarían discutir entre sí, en definitiva nos hacen reflexionar en esa tensión; esa es la gran aportación de la edición presente. Por ejemplo, José Gaos define al hombre como el ser capaz de acariciar –muestra de un amor más allá del sexual– y nos ofrece líneas de una delicadeza literaria ejemplar, describiendo las condiciones para que un movimiento y una expresión puedan ser consideradas caricia. Frente a él, Leopoldo-Eulogio Palacios halla en el rostro la expresión de lo más propiamente humano, en nuestra faz va escrito nuestro carácter y es el principio de la comunicación, de la presencia del otro, nuestro primer gesto de cercanía. Por último, Agustín Serrano de Haro propone lo que Ortega tantas veces deseó, una fenomenología del dolor, fruto de la propia vivencia y que nos lleva a entender al hombre, no como el único animal que pueda sentir dolor, pero sí como el que puede prestarle atención y tematizarlo como propiamente humano.

El texto de Ortega y Gasset es de una gran originalidad y recorre la geografía de la intimidad en los tres ámbitos que dan título a su texto: “Vitalidad, alma y espíritu”. Estos tres ámbitos configuran el ser propio del hombre, y Joaquín Xirau muestra en su texto, publicado aquí por vez primera en castellano, la relación de esa profundidad de la persona con su corporalidad, como una perfecta continuación del texto de Ortega.

Esta elegante edición de la editorial Encuentro, presentada por el propio Agustín Serrano de Haro que cierra el libro con su original ensayo, supone una recuperación de unos textos olvidados a los que se ofrece una nueva vida situándolos, no en el marco de un interés actual, sino de un interés atemporal, el tema de qué sea el hombre sin olvidar ninguno de sus planos; sólo así podrá ofrecerse cualquier opinión en torno a la integridad personal.

Por Laura Herrero Olivera
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es