20 de enero de 2020, 11:13:58
Entrevistas

Piloto de MotoGP


Jorge Lorenzo: "La imagen de chulito prepotente no tiene nada que ver conmigo"


Este chico es un nuevo ejemplo de otra joya del deporte español. En una época en la que estamos más acostumbrados a las victorias que a la decepción por no alcanzar nuestros objetivos, el mallorquín se coronaba campeón de Moto GP en este año 2010, un año plagado de éxitos para nuestros deportistas, tanto a nivel colectivo como individual.


Jorge Lorenzo ha estado perseguido desde el principio, por una imagen de pasota o chulito, de la que él es consciente, pero que poco tiene que ver con el Jorge tranquilo y relajado que se ríe constantemente. Tal vez, ser un genio del motociclismo ayude al fomento de esa imagen, pero sin duda Jorge Lorenzo habla en la pista mientras que fuera se limita a ser un chico normal de 23 años, así lo demostraba el documental que TVE1 presentaba sobre su vida.

Jorge, protagonista de tu propia vida...
- Suena muy bien, ¿no? Y además, con tan solo 23 años es toda una suerte y gran oportunidad que me han dado.

¿No te lo pensaste ni un solo momento cuando te propusieron la idea del documental?
- Un poco sí y además me preocupaba el hecho de tener una cámara grabándome todo el día. También me preocupaba que este hecho me afectara en los resultados. Ahora estoy contento porque la gente me puede conocer un poco más y tendrá oportunidad de verme en situaciones donde de otra manera no podrían.

Se han utilizado imágenes tuyas de cuando eras pequeño, ¿te ha sorprendido algo?
- Eran vídeos que tenía guardados mi padre. Se han seleccionado las más interesantes para el público y eran imágenes que hacía diez o doce años que no veía y ha sido muy curioso volver a verlo. Me sorprende la capacidad de actuar que tenía siendo tan pequeño.

Pero a tí las cámaras ya no te asustan, ¿no?, porque has hecho cameos, fotografías...
- Sí, pero no me gustan tanto como pensaba cuando empecé a probar con la interpretación. Probé unos meses y la verdad es que pensaba que me resultaría más sencillo, pero la verdad es que los buenos actores son de verdad muy buenos. Hay mucho trabajo para llegar a ser un buen actor. Para mí era demasiado trabajo, demasiado esfuerzo para combinarlo con las carreras, así que me dediqué sólo a las carreras.

Si te siguen ofreciendo cameos, ¿los aceptarás?
- No lo sé. Ahora cada vez tengo más compromisos y menos tiempo libre, así que ahora tengo que seleccionar muy bien las cosas que hago.

En Águila Roja, también se te veía muy suelto...
- Bueno, me defendía (risas).

¿Qué ha pasado con Valentino Rossi? En un primer momento parecía que había conexión entre vosotros...
- No lo sé. Nunca hemos conectado mucho, la verdad. Pero es cierto que al principio no había tantos roces y fricciones. Supongo que el ir cada vez más rápido y conseguir mejores resultados influye en que la relación no fuera buena.

¿Crees que la gente te verá de una forma diferente tras el documental?
- Creo que en los últimos años han cambiado mucho las cosas, la gente creo que me ve más cercano y no es fácil quitarse el San Benito de chulito, que yo creo quedó en una época pasada y que no se corresponde con la realidad. No sólo por el documental, sino que creo que la gente se dará cuenta poco a poco de cómo soy, que la imagen de chulo prepotente no tiene nada que ver conmigo.

Antes tu carrera estaba llena de remontadas, pero esta temporada siempre salías muy bien, ¿cuándo se produjo el cambio? ¿Cuándo te diste cuenta de que te sentías fuerte?
- Creo que todo deportista que aspire a ser el número uno tiene que mejorar las cosas en las que tiene fallos. Rafa Nadal, por ejemplo, ha mejorado muchísimo su saque. Yo he tenido que mejorar las salidas, también en lluvia para poder ser el número uno. Me quedan muchas cosas que mejorar e intentaré poco a poco cambiarlas.

Hemos escuchado que te basta con haber conseguido un campeonato del mundo, pero los campeones tenéis la ambición de ganar, confiesa la verdad...
- A mí me gustaría ganar más, eso es normal, pero otra cosa es la realidad. Esto es lo máximo que se puede conseguir y está claro que si vienen más, serán bienvenidos. Pero conseguir alguno más será difícil.

¿Crees que si se quiere llegar alto en esto es necesario empezar necesariamente muy pequeño?
- Sí, creo que ahora sí, porque estamos muchos. Antes era distinto, se podía empezar más tarde, pero ahora todos los pilotos que aspiran a algo, empiezan con 2 ó 3 años.

¿Se nace o se hace?
- El talento ayuda, pero nada se consigue sin trabajo, hay que trabajar muy duro y yo he trabajado mucho.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es