23 de septiembre de 2019, 6:47:38
Opinion


ZAPATERO HACE LO CONTRARIO DE LO QUE DECÍA

Luis María ANSON


Afirmó que nunca haría una reforma laboral contra los trabajadores. La ha hecho y con huelga general incluida. Aseguró que no congelaría las pensiones; que jamás alzaría la edad de jubilación; que mantendría los 420 euros suplementarios del paro; que nunca privatizaría las empresas nacionales; que prolongaría el cheque-bebé y el cheque-vivienda; que no subiría los impuestos…

Y que impediría la escalada de los precios de productos básicos. También aquí Zapatero ha hecho lo contrario de lo que decía. Ha subido, albarda sobre albarda, la luz en casi un 10% sobre lesivos aumentos anteriores, un 43% en los últimos tres años. Ha permitido que el gas escale un 3,9% más, el AVE un 2,3%, cercanías un 3,1%. Con casi de 5.000.000 de parados y la crisis en pleno zarandeo popular, el bolsillo de los españoles deberá sufragar las crecidas de precios, amén del despilfarro de las tres Administraciones, la central, la auto-nómica y la municipal, porque continúa el derroche, incrementado con unas empresas públicas deficitarias, muchas de ellas sin otra utilidad que la colocación de parientes, amiguetes y simpatizantes de los partidos políticos.

Las cifras son muy tozudas y, frente a las promesas y la palabrería, frente al cuento de la lechera y la incontenible verborrea, ahí está, pura y dura, la realidad que encoge el ánimo y atormenta los bolsillos de una ciudadanía, atónita de lo que se le viene encima
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es