6 de diciembre de 2019, 15:24:59
Nacional

alfredo pérez rubalcaba dice que no es una mala noticia y josé luis rodríguez zapatero que el final está lejos y que no van a bajar la guardia


El portavoz del PSOE, encantado con el anuncio de Eta: "Es fruto de la estrategia del Gobierno"


Tras el alto el fuego anunciado este lunes por Eta, la cascada de declaraciones y reacciones no se han hecho esperar. Mientras que el portavoz del Gobierno, Marcelino Camacho, aseguraba que el anuncio era fruto del trabajo y la estrategia del Ejecutivo, el vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado que el comunicado hecho público por Eta "no es una mala noticia, pero no es la noticia". En cuanto a las diferentes formaciones políticas, la mayoría ha acogido con mesura el anuncio, mientras que el PP no se fía de los terroristas y señala que el comunicado repite otros anuncios anteriores.


El secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, ha calificado este lunes de "noticia importante" el comunicado en el que ETA ha declarado un alto el fuego permanente, pero ha señalado que tiene que confirmarse "con hechos y sin condiciones".

En rueda de prensa tras concluir la reunión de la permanente de la Ejecutiva del PSOE, el secretario de Organización del partido, Marcelino Iglesias, ha considerado que el comunicado "es fruto del trabajo y de la estrategia" del Gobierno, de los cuerpos y fuerzas de seguridad, y también de la colaboración internacional. En este contexto ha confiado en que todos los partidos políticos y el conjunto de la sociedad sepan estar "a la altura de las circunstancias".

Por su parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado que el Ejecutivo no aceptará ninguna condición de Eta, cuyo comunicado de alto el fuego ha considerado "insuficiente" porque lo único que espera de la banda es su disolución.

Durante una entrevista con Antena 3, recogida por Efe, y en sus primeras manifestaciones tras el anuncio del alto el fuego, Zapatero ha dejado claro que el Gobierno y las fuerzas de seguridad "no bajarán la guardia" y que se mantendrá la lucha antiterrorista, al igual que la unidad de los demócratas contra la violencia.

"Los que han podido ver elementos de esperanza (en el comunicado) deben saber que el camino aún es muy largo porque sólo vale el fin definitivo de la banda", ha dicho Zapatero antes de aseverar que "no habrá ninguna condición que aceptemos, ninguna condición política, que pueda servir para los fines de la banda" y que no se negociará con ETA.

Al igual que la mayoría de las fuerzas políticas ha reconocido que la declaración de la banda es insuficiente, Zapatero también lo ha visto así y sólo espera de ETA el comunicado de la disolución definitiva.

Sin duda, ha continuado Zapatero, "estamos en el horizonte de ver ese fin de la violencia, pero nos costará tiempo y debemos mantenernos unidos con fortaleza, con inteligencia y defendiendo los principios del estado democrático". "Así lo lograremos, no tengo ninguna duda", ha apostillado. No ha querido hacer un pronóstico sobre ese final, pero Zapatero alberga la esperanza de que ETA sea cada vez más débil y de que asuma que la violencia, además de "un drama terrible, es absolutamente inútil para sus planteamientos políticos".

Ha insistido Zapatero en que no habrá ningún tipo de diálogo con la banda porque "lo que tienen que hacer los terroristas lo saben ya" ellos. "La experiencia de su debilidad y de su derrota objetiva ante el estado democrático les debería llevar a la conclusión de que no tienen nada que hacer" y de que su "único horizonte es abandonar las armas y respetar las leyes", ha agregado el jefe del Gobierno.

Por todo ello, ha reiterado que el Gobierno mantendrá su política antiterrorista y perseguirá a quienes participan, forman o integran la banda o hayan cometido delitos, por lo que "seguirán las detenciones". También ha querido dejar claro que no se presentará a las elecciones municipales de mayo ninguna formación que no rechace la violencia, ya que la ley es muy clara en ese sentido.

De este modo, ha proseguido, Batasuna debe saber que, para tener alguna posibilidad, o ETA abandon las armas, o ellos condenan y rechazan a la banda terrorista. Eso es lo que, sin duda, aplicarán los tribunales, que "son a quienes en última instancia corresponde dirimir sobre partidos, legalidad y candidaturas", ha recordado.

"No es una mala noticia, pero no es la noticia"
El vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado que el comunicado hecho público por Eta no es la noticia que la sociedad española "desea", porque la banda terrorista, con "arrogancia", quiere "mantener su posición de tutela" y conseguir un "precio" político.

En una comparecencia sin preguntas en la sede del Ministerio del Interior, Rubalcaba ha afirmado que "una vez más" Eta ha hecho público un comunicado que "no es el que esperan" los partidos democráticos. "El único comunicado que queremos leer de la banda terrorista es aquel en el que Eta declare el fin y lo haga de manera irreversible y definitiva", ha afirmado. En concreto, el ministro ha afirmado que en el comunicado aparecen "las mismas pretensiones de siempre" de una banda terrorista que "tiene una visión distorsionada de la realidad, un catálogo de reivindicaciones que no abandona, con la misma arrogancia" y que acompaña con "el mismo lenguaje y la misma escenografía".

En opinión de Rubalcaba, es "evidente" que Eta "quiere mantener su posición de tutela" y de "garante de una supuesta negociación", es decir, continúa "pretendiendo que el fin de la violencia tenga precio". Además, ha rechazado la petición de verificación internacional del alto el fuego que realiza ETA, como el Gobierno ha hecho "una y otra vez", porque "en un Estado de Derecho, quien verifica son las Fuerzas y los Cuerpos de Seguridad del Estado".

Rubalcaba ha reconocido que en "el mundo de Eta" se están dando movimientos que el Ejecutivo ha calificado "de fondo" y existen pretensiones que tienen que ver con la participación en la vida política. Por ello, ha recordado al entorno de Eta "una vez más" algo que "no ha cambiado" con este comunicado: "La ilegalizada Batasuna tiene dos opciones, y sólo dos, si quiere volver a la vida política. O Eta deja la violencia y lo hace de forma irreversible y definitiva, y es evidente que hoy no estamos en eso; o bien Batasuna rechaza fehacientemente su relación con Eta, y tampoco se ha producido eso", ha afirmado.

"Es lo que Eta dice siempre"
La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha afirmado este lunes que el comunicado de la banda terrorista ETA es sólo una "pausa" porque dice lo mismo de siempre al no renunciar a su actividad, como tampoco "se arrepiente de nada y no pide perdón por nada".

En rueda de prensa en la sede madrileña de Génova, Cospedal, que ha leído la misma declaración que emitió su partido en la tregua de 2006, ha lamentado que el comunicado de hoy vuelva a insistir otra vez en "cosas que hemos oído hablar durante mucho tiempo" porque no se menciona "una sola palabra sobre su disolución".

En aquella declaración de 2006, el PP hacía hincapié en que "el único comunicado de verdad importante que podía transmitir la organización terrorista ETA era el anuncio de su disolución y el fin de sus actividades criminales", al tiempo que advertía de que "no se puede pagar ningún precio político para el cese de una actividad terrorista".

Según ha explicado Cospedal, el PP asume ahora estos mismos términos de hace casi cinco años, ya que, en su opinión, todo lo que ha ocurrido desde el fin de la última tregua hasta hoy ha demostrado que la única vía para acabar con los terroristas es la acción del Estado de Derecho. Por ello, el presidente del partido, Mariano Rajoy, ha leído en su integridad esta declaración ante los dirigentes 'populares' durante la reunión del Comité Ejecutivo Nacional.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es