21 de noviembre de 2019, 17:20:19
América

La ONU: "Se pudo haber avanzado más"


Haití, aún bajo los escombros a un año del terremoto


Este miércoles se cumple el primer aniversario del terremoto de 7.0 grados en la escala de Richter que azotó a la ciudad de Puerto Príncipe que diezmó a 217.000 vidas y dejó a más de un millón y medio de personas sin hogar. Damnificados que hoy siguen mal viviendo en campamentos improvisados, esperando una ayuda internacional que no termina por materializarse y evitando el brazo de la muerte que en los últimos meses ha venido de la mano de una epidemia de cólera que desde octubre ha sumado en su haber más de tres mil almas.


A las 16:53 hora local del 12 de enero de 2010, Puerto Príncipe y sus regiones circundantes sintieron el estruendo de la tierra en su máxima expresión. La ciudad del país más empobrecido de América protagonizaba una de los catástrofes naturales más terribles registradas durante la última década que acaba de concluir. Veinte segundos bastaron para sepultar la capital entre los escombros y acabar con lo poco que de por sí, quedaba de ella.

Al cumplirse un año del trágico suceso nada a cambiado en la capital caribeña desde aquel día, pese a contar con las promesas de las ayudas internaciones y de las Naciones Unidas para su reconstrucción. Los más de 1,5 millones de damnificados siguen sin hogar, el rostro de la ciudad continúa desfigurado por las ruinas, la endémica precariedad o ausencia de los servicios básicos ha empeorado las condiciones de salubridad de los haitianos, exponiéndolos a graves enfermedades como el cólera que en cuestión de 90 días ha infectado a 171.304 personas y matado a 3.651 en todo el país, de los cuales, 536 de los decesos han tenido lugar en Puerto Príncipe, como una triste postal necrológica.

Si bien la comunidad internacional ofreció miles de millones de euros tanto en ayudas humanitarias como en donaciones de medicamentos y alimentos, y la ONU ha enviado a 12.000 soldados de los cuerpos de paz y trabajadores de la organización internacional, poco se ha avanzado en la reconstrucción de la nación caribeña.

PIE DE FOTOEsto ha hecho que los haitianos observen con suspicacia las promesas venidas del exterior y no muestre confianza en las Naciones Unidas, que este lunes se comprometió a acelerar la reconstrucción de Haití durante el 2011, en el que espera completar al rededor de 3.000 millones de dólares (2.313 millones de euros), luego de reconocer que el proceso de recuperación “podría haber ido más rápido”, según declaraciones del coordinador humanitario de la ONU en ese país, Nigel Fisher.

"No podemos reconstruir Haití tal como estaba antes, hay que hacerlo mejor. Tampoco todo puede basarse en ayuda humanitaria o en el esfuerzo de un solo año", señaló, mientras llevaba a cabo un recuento sobre las tareas que el organismo internacional ha llevado a cabo durante el 2010 que incluyen la construcción de 1.500 escuelas temporales y 30.000 inmuebles temporales en donde hasta el momento han sido realojadas 150.000 personas.

Sin embargo, esto parece poco ante la dura realidad que vive los habitantes de Puerto Príncipe en donde aún 810.000 damnificados continúan viviendo en condiciones miserables en los 1.150 campamentos improvisados por todo el país, en donde las ONGs han llevado a cabo una labor constante para sembrar la esperanza entre los haitianos entre las ruinas y la miseria.

. Hasta la fecha la ONU ha recibido el 72% de los 1.500 millones de dólares prometidos por los países donantes, por lo que las demoras en las ayudas han ralentizado la reconstrucción de un país que esté miércoles recuerda un episodio amargo de su historia, bajo el mismo paisaje con el que se encontró aquella tarde del 12 de enero, cuando un sismo de 7.0 grados en la escala de Richter agarró a la empobrecida e invisible Haití por sorpresa.


El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es