22 de noviembre de 2019, 11:22:24
Opinion


Las presidencias de la UE en 2011 y Europa Central

Izabela Barlinska


Hungría acaba de asumir la presidencia del Consejo de la Unión Europea en un ambiente de crisis europea y dificultades propias tanto económicas como políticas.

Fidesz, el partido de derechas del primer ministro Viktor Orban, que gobierna en Hungría desde mayo de 2010, se ha apropiado del Estado. Gracias a una ventaja abrumadora en el Parlamento, Orban ha ubicado a su gente de confianza en muchos puestos de importancia, presidente incluido, ha limitado las competencias del Tribunal Constitucional, ha parado la reforma de las pensiones, y ha introducido impuestos a los bancos y corporaciones multinacionales. Además, Hungría ha inflamado las relaciones con sus vecinos, ofreciendo pasaportes húngaros a la minoría húngara que vive en estos países. Contrariamente a las advertencias de la OSCE y la organización internacional de editores, el Parlamento ha aprobado la ley sobre los medios de comunicación, que permite al gobierno controlarlos y hostigarlos. La Comisión Europea ha anunciado que verificará si la ley no infringe la legislación comunitaria, lo cual supone una humillación para Budapest.

Por ahora no hay buenas experiencias en la UE con los dirigentes procedentes de la Europa Central. Recordemos que la presidencia checa en el primer semestre de 2009 terminó en un fracaso debido a las elecciones anticipadas, provocadas por la oposición de izquierda, que temía que la presidencia de la UE aumentará la popularidad del gobierno de centro-derecha liderado por M. Topolanek.

Las recientes decisiones del gobierno de Orban son una carga que dificulta a Hungría el inicio de su presidencia del Consejo de la Unión Europea. Después de Hungría, en julio, Polonia será encargada de la presidencia, lo que significa que el año 2011 será el año de la Europa Central. La reputación de la región y de los nuevos socios europeos, que se incorporaron en 2004, dependerá de que estos países sepan aprovechar esta oportunidad.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es