28 de enero de 2020, 12:46:21
Cultura

Sigue la polémica


Molina dice que el proceso está "en la fase final"



El ministro de Cultura, César Antonio Molina, aseguró hoy que el retorno de todos los 'papeles de Salamanca' a Cataluña está "en la fase final", aunque evitó precisar si se concluiría antes de las elecciones generales del 9 de marzo. "Lo vamos a hacer bien, de manera definitiva y esta herida va a quedar curada", sentenció Molina al ser preguntado por los periodistas durante su visita a Sant Feliu de Guíxols (Girona). Según el titular de Cultura,"queda poco tiempo" para que los archivos sean devueltos.

El ministro también hizo referencia a su relación con la Generalitat, con la que mantiene "buenas relaciones". Respecto al conseller de Cultura, Joan Manuel Tresserras, Molina afirmó que a pesar de tener cada uno sus ideas, "seguramente es el consejero de Cultura con quien más veces he hablado".

Una polémica histórica
Los papeles, pertenecientes a instituaciones y particulares catalanes, fueron utilizados por el régimen franquista para averiguar datos políticos sobre sus propietarios. Incautados por las tropas de Franco a la Generalitat republicana, fueron trasladados en un tren desde Barcelona. Un año después, los documentos expropiados se envían a la Delegación Central de Recuperación de Documentos, en Salamanca, donde permanencen hasta que en el año 1977 se abscriben al Ministerio de Cultura.

Desde ese momento y durante las décadas siguientes, la polémica ha estado servida. Los dos últimos dos años el Ayuntamiento de Salamanca ha presentado una demanda civil contra el Gobierno de la Nación con el objeto de obtener la tutela de la posesión de los fondos y la Generalitat ha proclamado su derecho a recuperarlos.

Después de muchos intentos, la ex ministra de Cultura, Carmen Calvo, confirmó que el archivo cambiaría de ubicación finalmente el día 19 de enero de 2006; traslado que fue bloqueado por el Ayuntamiento de Salamanca al evitar que los furgones accedieran al edificio. El día 20 de enero, la sala de lo contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional paralizó el traslado de los papeles del Archivo de Salamanca por razones de urgencia al admitir la medida que había solicitado en su recurso el Ayuntamiento de Salamanca. Días más tarde, la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional levantó por unanimidad la medida cautelar que pesaba sobre el envío y el 31 de enero de 2006 se trasladaron definitivamente al archivo del municipio barcelonés de Sant Cugat del Vallés.







El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es