26 de agosto de 2019, 2:54:36
Deportes

francia e irlanda, favoritos


El Seis Naciones regresa para devolver el brillo al rugby


El mejor rugby europeo se viste de gala para darse cita en el torneo continental por excelencia, el Seis Naciones. El torneo medirá las fuerzas de las tradicionales potencias británicas -Inglaterra, Gales, Escocia-, Irlanda, Francia e Italia. El espectáculo regresa con franceses e irlandeses en el papel de favoritos junto a los renacidos ingleses. Tradición, nobleza, solidaridad con el colectivo, competitividad y potencia física son los ingredientes del torneo que empieza este viernes (Gales-Inglaterra/ 20:45 en C+ Deportes).


La élite del rugby continental regresa a escena para otorgar a sus miles de aficionados la particular esencia que desprende del deporte del oval hasta el próximo 19 de marzo. Las seis mejores selecciones se dan cita en este tradicional torneo, que eclipsa el resto de competiciones deportivas europeas hasta conocer quién resulta vencedor de la batalla. El Seis Naciones volverá a focalizar la atención del público por representar los valores prototípicos de la actividad deportiva: esfuerzo, lucha, competitividad, nobleza, fair play y saber perder y ganar.

En lo deportivo, la edición de 2011 se presenta sin un favorito claro. La actual campeona, Francia, llega con la intención de revalidar el entorchado, pero el calendario no le ha sido demasiado favorable (tendrá que visitar a Inglaterra e Irlanda) aunque debuta frente a Escocia en París, un rival inferior a priori. La gran dominadora del VI Naciones contarán con la pareja formada por François Trinh-Duc y Morgan Parra, y podrá alinear a una de las piezas claves en el triunfo de 2010, Imanol Harinordoquy, mientras que Sebastien Chabal estará entre los suplentes.


Inglaterra, una de las selecciones a las que se le da cierta ventaja en las apuestas, buscará romper su sequía de títulos, ya que desde 2003 no festeja un entorchado -en ese año se llevó el Seis Naciones y el Mundial-. Este viernes abren el torneo con un peligroso enfrentamiento ante Gales (campeón en 2008) en Cardiff. De este enfrentamiento inicial se definirán las posibilidades de triunfo de ambos combinados. El “XV de la Rosa” disfrutará de tres partidos como local y las buenas sensaciones vividas en el enfrentamiento ante Australia (35-18) de otoño, refuerzan la confianza en el título inglés. Además, este año también se disputará un Mundial, coincidencia que también se produjo en el glorioso 2003. Para reconquistar el VI Naciones, Inglaterra apostará por Toby Flood en detrimento de Johnny Wilkinson.

Irlanda es el otro equipo que parte con cierta ventaja sobre los demás. El XV del Trébol, ganador en 2009, afronta esta competición con gran optimismo, ya que cuenta con un calendario sensiblemente favorable al recibir en Dublín a franceses e ingleses. El bloque irlandés debutará frente a la débil selección italiana, candidata a llevarse la “cuchara de madera" del torneo –premio al peor de los seis equipos-.

Así pues, todo listo para que arranque el torneo más importante del rugby europeo y, este año, la antesala del Mundial de Nueva Zelanda, que se disputará en el próximo otoño. Los duros placajes, las carreras zigzagueantes y los espectaculares saltos en busca del oval vuelven a la primera fila del panorama deportivo. En mes de Superbowl, el rugby tratará de eclipsar también a su hermano americano.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es