20 de octubre de 2019, 13:08:12
Cultura

la gala se celebra por primera vez en el Teatro real y vuelve la alfombra roja


Arrancan los Goya con el duelo entre De la Iglesia y Bollaín como protagonista


Más humor, más música, mayor despliegue técnico y mayor dinamismo, en definitiva, mayor espectacularidad y repercusión es lo que buscará la Academia de Cine, que cumple 25 años, en su gran noche, la ceremonia de entrega de los premios Goya, que se celebra este domingo, por primera vez en el Teatro Real de Madrid.


"¿Qué pasó realmente en la última noche de los Goya?". Esa será la premisa con la que empezará la gala de los premios de este año, que se celebra por primera vez en el Teatro Real. La ceremonia, que ofrecerá en su arranque un corto protagonizado por el conductor de la gala, Andreu Buenafuente, y por "veinte primeras figuras" de esta industria, tiene todos los ingredientes para sorprender.

No serán las únicas caras conocidas que contribuyan a esta celebración, ya que además de destacar la asistencia de la mayoría de los nominados, los organizadores prometen la participación de todas las generaciones del cine español en una gala con presencia destacada de la animación y del musical.

Los Goya 2011 aspiran así a repetir el éxito de su edición anterior, la más vista de su historia, y lo hace con un regreso esperado: la alfombra de entrada vuelve a ser roja. Se explotarán las posibilidades técnicas que ofrece el Teatro Real en los gags y así se adelanta que, entre los golpes de efecto, está que parte de la ceremonia se retransmitirá, en sentido literal, desde el cielo.

"Lo que más me gusta de este año, no lo puedo contar. Lo que es una lástima y también un aliciente", dijo esta semana en una nota de prensa Buenafuente, quien pondrá la nota de humor con sus monólogos, mientras que el periodista Toni Garrido pondrá los datos cinéfilos.

El Teatro Real, alfombra roja, 25 años de los Goya. Con esos "mimbres" el estilista de la gala de los premios, Vicente Ruiz, ha concebido un "look" regio en el que el minimalismo de otras ediciones quedará enterrado por metros de tela, pedrería y encajes en rojo y negro, los colores del glamour y el optimismo. El negro, ha explicado Ruiz esta semana en una entrevista con Efe, lo pusieron de moda en Europa los españoles en el siglo XVI por eso, quizá, sea el color preferido de las actrices patrias y si otros años ha sido el "menos recomendado" para la gala de los Goya, el próximo domingo será, sin duda, el rey junto al rojo pasión y el "nude" o maquillaje.

Como ya se sabe, Mario Camus recibirá el Goya de Honor y en esta edición tan señalada, en la que tanto la Academia como los premios cumplen 25 años, cobrará especial significado el recuerdo del que fue presidente de honor y cofundador de la institución Luis García Berlanga, fallecido el pasado mes de noviembre.

Los protagonistas de la noche
Parecía claro que en la carrera por los Goya de este 2011 viviríamos un duelo entre el todavía presidente de la Academia de Cine, Álex de la Iglesia y la vicepresidenta, Iciar Bolláin. Todas las quinielas hablaban de que sus películas, Balada triste de trompeta y También la lluvia, respectivamente, serían las dos más nominadas para estos premios. Sin embargo, a pesar de que sí habrá duelo "académico", ha habido sorpresa y este año la ha dado Agustí Villaronga y su Pa negre, una cinta de posguerra rodada íntegramente en catalán, colándose en la segunda posición en número de nominaciones.

"También la lluvia", la película de Bollaín con guión de Paul Laverty, ya contó con el beneplácito de los académicos, que la designaron representante de España en los próximos Óscar. Y esos mismos votantes ya la eligieron ganadora de la edición de 2003 con "Te doy mis ojos". De la Iglesia, en cambio, siempre se ha quedado a las puertas del éxito: "El día de la Bestia" y "La comunidad" partían como favoritas en su año, pero acabaron sucumbiendo en el máximo galardón ante "Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto" y "El Bola", respectivamente. De la Iglesia viene esta vez con el espaldarazo de Quentin Tarantino, quien le otorgó los premios a mejor director y mejor guión en el Festival de Venecia.

En cualquier caso, si el cara a cara entre vicepresidenta y el todavía presidente de la Academia se produce, no quedará duda de que 2010 habrá sido un año de cine que vuelve a mirar a la Historia (la colonización es reintepretada por Bollaín y la Transición es recorrida por De la Iglesia) y da el protagonismo a los hombres.

Luis Tosar, que podría ganar su cuarto Goya, y el mexicano Gael García Bernal encabezan el reparto de "También la lluvia", mientras que los dos payasos encarnados -y descarnados- por Carlos Areces y Antonio de la Torre, conducen el circo de "Balada triste de trompeta".

Pero detrás de estos dos buques insignia de la cosecha española de este año, podrían sorprender otros títulos con menos repercusión mediática pero de excelente resultado, como "La mosquitera", de Agustí Vila, que ganó el festival de Karlovy Vary y que tiene un amplio reparto en el que destaca una Emma Suárez que recupera el pulso de sus mejores trabajos. Otra mujer, Nora Novas, recibió la Concha de Plata en San Sebastián por "Pa Negre", la magnífica visión introspectiva de la Guerra Civil realizada por un cineasta, Agustí Villaronga, cuyo lenguaje nunca ha sido plato del gusto de los académicos... quizá hasta ahora.

Y cuatro actrices -Carme Elías, Ana Labordeta, Goya Toledo y Aura Garrido- protagonizaban una de las sorpresas del año: "Planes para mañana", de Belén Macías, que viene precedida por el éxito en el festival de Málaga.

No hay que olvidarse tampoco de "Biutiful", del mexicano Alejandro González Iñárritu, por la que Javier Bardem ganó el premio de interpretación en Cannes, ya que las coproducciones entre España y Latinoamérica han llegado a acaparar las categorías principales con títulos como "El secreto de sus ojos" y "Martín (Hache)".

Si la Academia quiere dar su visto bueno a los éxitos de taquilla, "Que se mueran los feos", "Los ojos de Julia", "A tres metros sobre el cielo", "Lope" o "Entrelobos" deberían entrar en algunas categorías. Y si además quiere apostar por el nuevo cine español, han sido títulos como "Caracremada", de Lluís Galter, o "Aita", de José María de Orbe, los que han hecho carrera en distintos festivales internacionales.



El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es