27 de enero de 2021, 4:30:51
Comunicación

Revista de prensa


Gistau y Dávila cargan contra Rubalcaba



La noticia sobre la no condena de los atentados de Eta por parte de la nueva marca de Batasuna, Sortu, es la noticia más repetida entre los diarios de este jueves, que también destacan temas como el caso Faisán, la contaminación, las nuevas movilizaciones en Egipto, la gestión de la crisis del FMI y los problemas en el socialismo madrileño. Como curiosidad, la aprobación de la “Ley antipiratería” pierde fuelle y sólo La Razón lleva a su primera la noticia.

El Mundo abre su portada de este jueves con “Sortu se niega a condenar a Eta y a pedir su disolución” y destaca que en sus estatutos plantean alcanzar la paz por “el diálogo y la negociación”. Al respecto, la fotografía es para el concejal socialista en Zarauz, Patxi Elola, que explica “No me creo nada, me siento igual de amenazado”.

Más asuntos de portada son que “El fiscal planea actuar contra el investigador del caso Faisán”, Moody´s amenaza con volver a bajar la calificación si las autonomías emiten más deuda”, Griñán conoció ya en 2005 un informe de Hacienda sobre las irregularidades en los ERE” y “Presidente del COR: La medicina prueba que Contador no se dopó”.

Luis María Anson, en su ‘Canela Fina’, habla de Pedro Carvajal, “un intelectual instalado en la vanguardia, un hombre muy inteligente al que respetan y admiran los sectores más cualificados de la vida intelectual española”. Explica Anson que Carvajal, “sin telarañas en los ojos, con el propósito de decir la verdad, se ha sumergido en la vida de Juan III y ha escrito un libro sobresaliente: La travesía de Don Juan”.

David Gistau, en ‘Cómo matar un faisán’, habla del rifirrafe habitual en el Congreso y su reedición de este miércoles. Gistau observa “nerviosismo virulento” en Rubalcaba y cree que “bajó la guardia” al afirmar que “la semana que viene estaremos mejor” en la cuestión etarra. “¿Por qué lo sabe, si a los batasunos no había que creerles?”, se pregunta Gistau.

Editorial de El Mundo sobre Alberto Contador, entrevistado recientemente por Pedro J. Ramírez en Veo7. ‘No hay motivos para sancionar’, se titula. “No estamos asegurando que Contador no se haya dopado nunca, pero sí que debe ser juzgado en relación a estos hechos concretos conforme a los principios del Derecho y el sentido común”.

El País, en la misma línea, abre con “Sortu exige el rechazo previo a Eta para ser candidato” en su formación, pero apunta que los fundadores del partido evitan condenar los atentados y no han pedido la disolución de la banda. La imagen que acompaña esta información es para Zapatero y Rubalcaba en el Congreso con el pie “Hay que esperar” en referencia a la contestación que dio el presidente al ser preguntado por el futuro de la nueva formación política.

Fuera, el diario de Prisa destaca que “Las amenazas de golpe inflaman la protesta en Egipto” y que el régimen advierte a la oposición que habrá violencia si rechaza el diálogo. También apunta que “Más impuestos para los coches más sucios” (indica que la ministra Aguilar reabre el debate para relacionar tasas y contaminación), “El FMI censura su gestión de la crisis en la etapa de Rato” y “El PSOE rechazará la lista de Gómez para Madrid si no la pacta”.

La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, es articulista este jueves en El País. Bajo el título ‘Una historia de éxito’, asegura en su texto que “a los españoles nunca nos han faltado motivos para confiar en nuestra creatividad”, así como que “la innovación es una inversión con retorno asegurado, la única vía sostenible para las economías avanzadas”.

ABC elije una foto de Tomás Gómez, Alfonso Guerra y Jaime Lissavetzky para hacerse eco de la “guerra” en el PSM a cuenta de la lista del candidato al Ayuntamiento. Señala que el líder de los socialistas madrileños pasa factura a Ferraz por las primarias y le impone el equipo a Lissavetzky.

Aun así, el titular principal es para “El Gobierno extrema la exigencia de capital y sentencia a las cajas”, del que destaca que las entidades sin inversores privados necesitarán un capital básico del 10% para evitar ser intervenidas y Economía advierte que endurecerán aún más las medidas si no se superan las pruebas de estrés. Incluye en su portada que “Sortu se niega a condenar los 857 asesinatos de Eta” y que la nueva Batasuna elude el día de su inscripción exigir el fin de la banda.

Manuel Martín Ferrand, en ABC, aborda la visita de Mas a La Moncloa. Concluye que vivimos en un “país de plastilina”. Afirma que “en aras de la igualdad, se pudo llegar a darle prerrogativas sobre costas a cualquiera de las dos Castillas”.

Ignacio Camacho titula ‘Contaminación’. Y aborda el nuevo plan de la Fiscalía en esta materia y también Sortu. “Los testaferros de Batasuna se agarran a un rígido discurso ortopédico para que no se les vea el cartón”. Señala Camacho que “así como el alcalde Gallardón lo acusan los ecologistas de haber rebajado el rasero de vigilancia ambiental, la oposición sospecha que al Gobierno le gustaría ensanchar el margen de tolerancia antiterrorista y no vería con malos ojos que los tribunales rechazasen indicios contaminantes en ese Sortu que se presenta con retórica fascistoide de amaneceres dorados”.

La Razón titula “Eguiguren y la cúpula de Interior de 2006 declaran en secreto por el Faisán” y explica que el juez Ruz les citó en la Audiencia Nacional la pasada semana en relación con los nueve folios reservados y apunta que en la pieza del sumario que no se ha hecho pública podrían estar las actas de la negociación con Eta o los teléfonos de contacto en caso de detención. Llama la atención que el líder del PSE califique el terrorismo vasco en contraposición con el islamista como “terrorismo VIP”.

La imagen es para la responsable de Medio Ambiente, Rosa Aguilar, y titula “La ministra contamina”, ya que, apunta, llevó a Córdoba a niveles históricos de contaminación cuando era alcaldesa y ahora hace batalla contra la polución en Madrid para sacar rédito electoral. Sobre el caso Mercasevilla, apunta que “El responsable del fondo de reptiles dice ahora que no leía lo que firmaba”.

César Vidal, en La Razón, rinde culto a Reagan: “El pueblo de Estados Unidos está convencido de que ha sido el mejor presidente de su Historia tan sólo precedido por Abraham Lincoln. Para él, la libertad era un bien que debía alcanzar a todos los pueblos y aquellos que la coartaban eran malos por definición”.

Público deja de lado los temas elegidos por el resto de diarios y lleva en grande una foto de Rodrigo Rato con fondo negro y el duro informe del “Fondo Monetario” y titula “El FMI de Rato no quiso ver la crisis”. Destaca que altos funcionarios admiten miedo a arruinar su carrera por emitir opiniones discrepantes.

Otro argumento de portada es que “los diputados tendrán ‘dedicación absoluta’” y apunta que la mayoría del Congreso apoyará una reforma legal para prohibir a los parlamentarios que tengan una segunda actividad retribuida. Además, “la revuelta se extiende a varias ciudades y llega al canal de Suez”.

Marco Schwartz, jefe de Opinión de Público, comenta las últimas informaciones sobre el mandato del ex ministro de Aznar Rodrigo Rato. “El prestigio del Fondo Monetario Internacional ha quedado reducido a cenizas. El periodo investigado va de 2004 a 2007, cuando el FMI estuvo encabezado por el superministro económico de la era Aznar y artífice de lo que los juglares del pensamiento único alababan hasta hoy como el ‘milagro español’.

La Gaceta, desmarcándose del resto de diarios, prefiere abrir con “Guerra abierta entre Trini y Bono por el viaje a Guinea”, señala que el presidente del Congreso se sale con la suya y ya está en Malabo y que la ministra dio permiso a última hora: “Le estaban esperando”, pero exige más coordinación.

También, con foto de Rubalcaba, “El Faisán rompe los nervios del Rubalcaba del GAL” y, además, “la defensa pide sustituir al policía que dirigió la investigación del Faisán”. Igualmente, “Estrasburgo tiene ya 371 demandas de padres objetores a EpC” y “El Tribunal de Cuentas detecta ‘múltiples deficiencias’ en Igualdad”.

Carlos Dávila habla de Rubalcaba, “jefe de la intoxicación nacional”. Que dé clases de democracia, afirma Dávila, “no es que sea un sarcasmo, es que es una desvergüenza. El director de La Gaceta concluye: “Los demás somos sus víctimas. Que se quede las bromas para su auxiliar Camacho, el hombre que deja su teléfono a su prima hermana. Por ejemplo”.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es