15 de noviembre de 2019, 16:37:05
Sociedad

caso mari luz


Un compañero de Del Valle: me dijo que "había estado con una chiquilla"


Un compañero de instituto de Santiago del Valle ha declarado que el principal acusado de la muerte de Mari Luz le dijo que "había estado con una chiquilla".


Un compañero de Santiago del Valle cuando se matriculó en el IES San Sebastián de la capital en un ciclo de Gestión Administrativa ha declarado este viernes que el principal acusado de la muerte de la menor le dijo en el instituto que "había estado con una chiquilla".

En su declaración, este compañero del instituto, de nacionalidad peruana y que ejerció en su país durante más de 20 años como Policía, ha apuntado que el comportamiento de Santiago del Valle en la clase era "muy altivo" y que "hablaba de cosas que no eran normales".

Respecto a la afirmación de que "había estado con una chiquilla", el testigo ha indicado que no le comentó nada más de esto pero que fue antes del caso de Mari Luz, a la par que ha destacado que cuando la Policía llegó al centro para preguntar tras la desaparición de la menor, el comentario general entre los compañeros fue que podría ser él, refiriéndose a Santiago.

Una vivienda "siniestra"
Por otra parte, una prima segunda de Mari Luz que unas horas después de desaparecer la pequeña, el 13 de enero de 2008, fue a la casa de los hermanos Del Valle, ha asegurado que en ese momento Santiago decía que "él no se iba a comer ningún marrón".

Esta testigo ha indicado que su presencia en el domicilio de Santiago del Valle fue en torno a las 20.30 ó 21.00 horas, unas cuatro horas después de que se viera por última vez a la niña, y que le llamó la atención de la vivienda que era como "muy siniestra", y ha asegurado que le daba "muy mala impresión".

En ese momento estaban allí Santiago y Rosa del Valle, y la mujer de él, Isabel García, ésta última gritando algo así como "los gitanos". Fue entonces cuando, según la testigo, Santiago dijo que "no se iba a comer ningún marrón", mientras que Rosa, ha indicado, no oyó que dijera nada.

Tras esa estancia en la vivienda, esta mujer junto a un grupo de personas y un policía fueron a buscar el coche de Rosa, aparcado en la Plaza de la Rosa, donde vivía Mari Luz, y lo inspeccionaron. "Me llamó la atención que el maletero estaba como recién lavado, no había nada en él salvo unos cartones en los que había unas gotas de agua", ha relatado.

Junto a esta mujer han declarado además varios vecinos de la barriada de El Torrejón quienes en su día declararon haber visto a la pequeña en compañía de otras dos niñas en un lugar distinto a la acera que iba hacia su casa, donde se ubica la vivienda de los hermanos Del Valle, lugar en el que presumiblemente desapareció.

Dudas de los testigos
Sin embargo, este viernes han mostrado sus dudas sobre si la niña que vieron era la pequeña, una de ellas ha apuntado que le pareció ella por la voz "no le vi la cara pero pensé que era ella"; otro ha asegurado que su mujer le contó que había visto a tres niñas pero "no vio con seguridad" que fuera la pequeña, contradiciendo lo que dijo en su primera declaración.

Preguntado éste último por si en el tiempo que ha transcurrido desde que sucedieron los hechos hasta ahora habría ocurrido algo que le llevara a cambiar lo declarado, ha asegurado que no, que dice la verdad.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es