21 de octubre de 2019, 0:19:54
Nacional

Denuncia a EL IMPARCIAL


Los españoles residentes en Japón se sienten abandonados y engañados por la Embajada



"La Embajada miente". Así de contundentes se han manifestado los españoles residentes en Japón contactados por El Imparcial. Mientras el Gobierno ha anunciado, mediante un comunicado, que la comisión de seguimiento ha acordado poner plazas de avión a disposición de los españoles residentes en Japón que deseen abandonar el país y que estén encontrando dificultades para encontrar un hueco en los vuelos comerciales, los ciudadanos españoles que se encuentran en el país nipón denuncian que la Embajada ni siquiera se ha puesto en contacto con ellos.

David Lozano, un joven de 27 años de Tarazona de La-Mancha (Castilla-La Mancha), que vive en el barrio de Nakano-ku de Tokio, ha explicado su enfado a El Imparcial y ha afirmado que "la Embajada no se ha puesto en contacto conmigo en ningún momento". Primero, explicaron que sólo habían contactado con los españoles residentes en las zonas afectadas "y yo vivo en Tokio, área dañada por el terremoto", ha explicado Lozano. Después, dijeron que habían contactado "con todos los españoles menos con dos o tres y que creían que estaban bien", y ante las denuncias de otros tantos como él por los que la legación diplomática española no se ha interesado respondieron que "sólo habían llamado a aquellos registrados en su base de datos". Pues bien, "la Embajada española miente", asegura este joven, quien en un vídeo subido a la Red por él mismo muestra una carta en la que se le informa de su inscripción en la Embajada. "Mi propio país me ha abandonado", ha concluido Lozano.



Pero la denuncia de Lozano no es la única. Daniel Marcos, que llegó a Japón hace cinco años, ya se sintió ignorado por la Embajada hace tres, cuando residía en Shizuoka y se registró un fuerte seísmo. "Yo me había mudado a Tokio unas semanas antes y no me había dado tiempo a cambiar mi dirección en la Embajada", ha explicado a El Imparcial, y, aún así, "a los dos días recibí una llamada de un número desconocido y no me dio tiempo a descolgar pero llamé al día siguiente y eran ellos, que dos días después del terremoto querían saber si estaba bien", ha explicado el joven, "pero ni volvieron a llamar ni dejaron un mensaje".

El viernes pasado, se registró un terremoto de grado 6 en Tohoku, en Tokio, "y cuatro días después tuve que llamar yo a la Embajada por si habían tomado alguna medida o por si nos iban a facilitar alguna información", pero, según Marcos, "me contestó una chica y me explicó que habían enviado un mail a los que estaban registrados, enfatizando lo de estar registrados". Cuando Daniel Marcos le explicó que él estaba registrado le pidió su nombre y dirección de correo electrónico y le aseguró que le haría llegar la información, pero tras esperar media hora, decidió enviar él un mail algo enfadado y recibió otro de vuelta un par de horas después. Desde entonces, recibe un correo diario.

En el de este jueves, les explicaban que "se está estudiando la posibilidad de poner medios aéreos a su disposición para poder desplazar fuera de Japón a las personas que manifiesten su deseo de acogerse a esta medida, dando prioridad a las personas acompañadas de menores de edad y a los enfermos", y añaden varios números de teléfono, según Marcos. "Recibimos noticias de que otras embajadas mandan mails diarios con informacion muy detallada, otros crearon una cuenta de twitter (británicos), otros estuvieron buscando perfiles hasta por Facebook (mexicanos)... y a la nuestra ni siquiera le dio por llamar, después de habernos registrado y todo", se lamenta Marcos.

"Lo que más duele es enterarte de que en la televisión han dicho que todos los españoles en Japón estamos bien cuando eso no lo saben", insiste Marcos, quien añade: "así que no vengan diciendo que si nos han encontrado y que si nos fletan aviones después de siete días".

Ante la falta de interés y coordinación por parte de la Embajada, muchos españoels residentes en Japón han decidido organizarse ellos solos y lo han hecho en Facebook.

Un grupo de nacionales residentes en Japón han firmado y hecho pública una carta a los medios de comunicación en la que señalan que "hemos tenido que apañarnos por nuestra cuenta e informarnos los unos a los otros y con gente de otros países de habla hispana ya que la nuestra propia Embajada Española parecía no estar en servicio'".

"¿Cómo pueden decir que estamos todos bien si conmigo no ha hablado nadie de la embajada?", señalaba hace unos días una estudiante española residente en Tokio. Otra denuncia es que la expresa a través del Diario de Cádiz una madre de la localidad gaditana de San Fernando cuyo hijo está en Japón sin poder salir de allí y sin que la embajada le dé ninguna solución.

Pedro Javier Hernández señala también que hace unos días mandó un email a la legación diplomática española en Tokio para saber el paradero y la situación de su hermana y, a día de hoy, no tiene ningún tipo de noticia. "He tenido que ser yo, por mi cuenta, el que ha tenido que confirmar que ella estaba bien", se queja Hernández en una de las muchos foros habilitados en Facebook sobre el terremoto de Japón.

Mientras tanto, el Gobierno ha recomendado este jueves a los españoles residentes en Japón que puedan permanecer en un área de 120 kilómetros en torno a la central nuclear de Fukushima que la abandonen y se dirijan a otras zonas del país. La comisión de seguimiento de la situación de Japón, que se ha reunido por segunda vez en el Palacio de la Moncloa, ha acordado esta recomendación a pesar de que las autoridades japonesas sólo aconsejan por el momento la marcha a los residentes a 30 kilómetros a la redonda de la central.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es