13 de diciembre de 2019, 18:04:08
Sociedad

crónica salvaje


Las orquídeas utilizan olor a carroña para atraer moscas al polen


La orquídea 'Satyrium pumilum' atrae a las moscas a sus flores al imitar el olor de la carne en descomposición, según un estudio de la Universidad de KwaZulu-Natal en Sudáfrica. El trabajo, que se publica en la revista 'Annals of Botany', ha comparado el olor de las orquídeas con el de animales muertos en accidentes de tráfico.


La 'S. Pumilum' se encuentra en condiciones de arenas húmedas cercanas a pequeños arroyos por toda Sudáfrica y se consideran una incógnita. Estas flores no portan néctar e incluso si lo hacen, los tallos que lo contienen poseen una forma errónea para alimentar a cualquiera de sus visitantes. Por ello, se desconocía cómo atraían a los insectos que polinizan sus flores.

Según explica Timotheüs van der Niet, responsable del estudio, "sabemos que es común entre las orquídeas engañar a los insectos para que las polinicen. También sabemos que algunas especies de plantas pueden imitar a la carroña para atraer a las moscas. Lo que no sabíamos era el éxito que tenían en esto. La imitación a menudo es una forma muy mala de polinizar una planta. Por eso comenzamos a observar las plantas silvestres y a ver si podíamos descubrir cómo atraían a las moscas".

Los investigadores se centraron en una región de granjas con muchas orquídeas y buscaron carroña para realizar la comparación.

"No matamos a ninguna criatura para atraer a las moscas. En vez de ello utilizamos damanes. Son pequeños animales que se parecen al cerdo de Guinea. Se pueden encontrar casi en todas partes en Sudáfrica y esto significa que también mueren en las carreteras. Así que examinamos las moscas que visitaban los cadáveres de damanes y las comparamos con las moscas que visitaban a las orquídeas.

El investigador explica que dada la alta densidad de orquídeas no observaron muchas moscas visitando las flores pero en las carcasas de los damanes cercanos atraparon muchas moscas que portaban el polen de las orquídeas, proporcionando amplias evidencias de lo común que era esta interacción. "Sin embargo, descubrimos que no todas las especies de moscas carroñeras en la carcasa de los damanes portaban polen de la orquídea. Aquellas que lo portaban eran mayoritariamente moscas carnívoras femeninas".

Experimentos posteriores en las flores mostraron que las orquídeas imitaban el olor de pequeñas cantidades de carroña. Los estudios en las moscas han mostrado que las moscas carnívoras son mejores buscando estas fuentes de alimento que otras moscas.

"Las flores de las orquídeas están increíblemente especializadas. No sólo tienen que atraer a las moscas sino que también tienen que conseguir que sean las moscas del tamaño adecuado en la localización correcta para recoger el polen. Hemos descubierto que el aroma juega un papel importantísimo para atraer a las moscas, e incluso dentro de la flor diferentes olores atraen a las moscas a la localización correcta para recoger el polen. La combinación de olor y vista es irresistible para algunas moscas. El nivel de imitación de la carroña es increíble; incluso vimos a una mosca hembra dejar larvas en una flor porque pensaba que era carroña", explica Van der Niet.

El investigador concluye que han conseguido mostrar por primera vez que las flores que imitan a la carroña son herramientas muy sofisticadas para las orquídeas.

"No es sólo que la orquídea busque una mosca determinada. En el caso de la 'Satyrium pumilum' ahora hemos observado exactamente el éxito de la imitación para la polinización. Esto también desecha un cliché, ya que no siempre se cogen más moscas con la miel", afirma el investigador.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es