18 de enero de 2020, 5:29:56
Cultura

la virgen y el niño


Hallado un Van Dyck entre los fondos de la Real Academia de San Fernando


La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando ha informado este jueves del hallazgo de un auténtico Van Dyck entre sus fondos. "La Virgen y el Niño" figuraba en un inventario de 1964 de la academia como una "copia antigua de Van Dyck".


El director de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Antonio Bonet Correa, presentará este viernes el hallazgo de un Van Dyck entre los fondos de la academia. Titulada La Virgen y el Niño con los pecadores arrepentidos, esta pintua ha sido fechada hacia 1625. Hasta ahora, la obra figuraba en un inventario de 1964 como una "copia antigua de Van Dyck". Una vez limpio y restaurado, dice esta institución, "se ha confirmado su autoría".

La Virgen y el Niño con los pecadores arrepentidos (Foto: Academia Bellas Artes San Fernando)


La Virgen con el Niño y los pecadores arrepentidos muestra a María Magdalena, el rey David y, entre ambos, el hijo pródigo. Postrados ante María y Jesús, son un símbolo del arrepentimiento. El cuadro es un ejemplo del énfasis que la Contrarreforma católica puso en el sacramento de la penitencia.

Van Dyck, estuvo al servicio del rey de Inglaterra. Sin embargo, con el lienzo de la Academia y otras obras localizadas dentro y fuera de España a partir de abundante documentación, se revelan vínculos inesperados del pintor con el mecenazgo español. El rey y los grandes de España coleccionan sus obras en medida no menor a los círculos cortesanos de Gran Bretaña, Holanda e Italia.

En una nota, la academia informa de que la obra se había creído copia de Van Dyck desde principios del siglo XIX. Se había olvidado su presencia en El Escorial, donde la cita Velázquez en su Memoria de 1656 y la ve el Padre Santos en su Descripción un año después, siempre con grandes elogios. Identificada recientemente en la antigua colección del Duque de Medina de las Torres, Virrey de Nápoles hasta 1643, es probable que este la adquiriese en fechas próximas a la vida de Van Dyck, que murió en 1641.

La gran calidad de su estilo y técnica nos permite catalogar la obra en el periodo italiano de Van Dyck. Esto unido a la proximidad de la documentación citada no deja dudas sobre su autoría.

La academia informa en una nota de que la revista Ars Magazine publicará en su próximo número, que se pondrá a la venta la semana que viene, un reportaje sobre este descubrimiento.

La obra viajará a Murcia (abril-mayo) con motivo de la exposición patrocinada la Fundación Cajamurcia: Ecos de Van Dyck, pero se podrá contemplar en mayo en las salas de esta institución.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es