18 de enero de 2020, 13:31:29
Cultura

crónica cultural


Un Van Dyck descubierto, bailarinas de Degas y un cuento de Dürrenmatt


Se descubre un lienzo de Van Dyck en los sótanos de la Real Academia de San Fernando. Y, por primera vez en España, la obra escultórica al completo de Edgar Degas en el IVAM de Valencia mientras se puede ver a Picasso en el museo Van Gogh de Ámsterdam. Blanca Portillo estrena una adaptación teatral del cuento de Dürrenmatt, La Avería, en el Matadero Naves del Español, hasta el 24 de abril.


Nada más y nada menos que un lienzo de Anthonius Van Dyck, lo que se tenía por una simple copia, en los sótanos de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Después de su restauración, se ha confirmado la feliz sospecha. La Virgen y el Niño con los pecadores arrepentidos, pintado en Italia en el año 1625, es auténtico y del genial pintor flamenco, coetáneo de Diego Velázquez y Rubens. La obra podrá ser vista en mayo en una exposición monográfica, Ecos de van Dyck.

Ya que hablamos de artistas, me gustaría destacar la exposición de Edgar Degas (1834-1917), que puede verse desde hace unos días en el IVAM de Valencia. Pintor, gran dibujante, que supo dominar el color y descubrir los diferentes matices luminosos que ofrecía, también fue un grandísimo escultor. Degas captaba el movimiento, la expresión de la cara, mejor que nadie, como se puede descubrir en esas bailarinas suyas, tan conocidas, de nariz respingona y aire superior, o en esos caballos al galope y en reposo. Menos conocidas pero muy numerosas, la exposición se centra justamente en esas magníficas esculturas de bronce que se muestran en esta exposición al completo.



A París llega el joven Picasso en 1900 y ve, por primera vez, el trabajo de Degas, de Toulouse Lautrec o de Gauguin, descubre la vida nocturna de Montmartre, los cafés y, por supuesto, esas famélicas bailarinas. El museo Van Gogh expone estos días la etapa parisina del pintor malagueño y su desarrollo como artista innovador en una muestra que reúne más de 70 obras del pintor.

El jueves se estrena La avería, de Friedrich Dürrenmatt, en la sala del Matadero Naves del Español, un cuento con el que la directora Blanca Portillo ha estado trabajando con los actores más de cuatro meses. Teatralizar ese cuento era un deseo de la actriz desde hacía más de quince años. Obra que retrata facetas de la ley y la justicia como muchos textos de Durrenmatt, los espectadores que vayan a verlo podrán descubrir ciertas semejanzas con los tiempos políticos en los que vivimos. La falta de humanidad, de valores, de justicia son los temas de este drama que protagonizan Emma Suárez, Fernando Soto, Daniel Grao, José Luis García-Pérez, José Luis Torrijo y Asier Etxeandía. Los actores aparecen sobre el escenario con un maquillaje propio del cine y no son reconocibles. La historia es la de Alfredo Traps, un representante de una firma de textiles que acepta la hospitalidad de un anciano y se encuentra celebrando una cena con un grupo de gente muy mayor que le invita a participar en un inquietante juego. El próximo verano, Blanca Portillo dirigirá el Festival de Teatro de Mérida.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es