13 de abril de 2021, 0:59:47
Los Lunes de El Imparcial

reseña


Miguel Delibes: Obras completas. VI: El periodista. El ensayista


Miguel Delibes: Obras completas. VI: El periodista. El ensayista. Edición de Ramón García Domínguez. Prólogo de José Francisco Sánchez. Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores. Barcelona, 2010. 1.240 páginas. 49,50 €


La producción literaria de Miguel Delibes, de cuya muerte acaba de cumplirse el primer aniversario el día 12 de este mes, incluye varias de las novelas más sobresalientes e influyentes de la narrativa española de los últimos cincuenta años: Los santos inocentes, El camino o Cinco horas con Mario son algunas de ellas. Su formación literaria discurrió en paralelo a la formación periodística, a principios de los años 40. Aunque siempre compaginó su labor en la prensa con otras actividades –fundamentalmente con la creación literaria, pero también con el Derecho y la docencia–, Delibes fue un verdadero profesional del periodismo.

Comenzó colaborando como caricaturista en 1941, en el periódico de su Valladolid natal, El Norte de Castilla. Dos años después empezó a ejercer labores de redacción, y desde entonces su vinculación con el diario pucelano atravesó diferentes estadios pero fue siempre constante. Solía decir que “había entrado en el periodismo por casualidad” y que nunca sospechó que con sus primeras publicaciones en prensa estaba dando un paso decisivo en su vida. En enero de 1948 obtuvo el Premio Nadal por su novela La sombra del ciprés es alargada, y un año después confirmó sus capacidades narrativas con Aún es de día. Ya en 1950, fecha de publicación de El camino, adquirió la voz narrativa que caracterizaría el resto de su producción literaria y obtuvo mayor notoriedad como escritor, lo que le permitió colaborar en otros medios.

Delibes no abandonó nunca el ejercicio del periodismo ni concibió sus facetas literaria y periodística como vertientes independientes de labor: “Periodismo y literatura han sido en mi vida dos actividades paralelas que se han enriquecido mutuamente”, confesaría el autor en 1988. El periodismo permitió a Delibes aprender a redactar, a valorar humanamente la noticia y a facilitar el máximo de información con el mínimo de palabras, tres estrategias que aplicó también a la creación literaria y que contribuyeron a configurar su concepción de lo que debía ser la literatura. El volumen VI de la colección Obras completas, prologado por José Francisco Sánchez –autor de la biografía Miguel Delibes, periodista–, ofrece una parte importante de la producción periodística y ensayística del autor. Los artículos, reportajes, ensayos, discursos (incluido el de ingreso en la RAE, en 1973), etc., que se incluyen en la obra resultan una invitación al acercamiento a la filosofía de vida de Miguel Delibes. Sus preocupaciones y reflexiones sobre periodismo, sociedad, literatura, cine, deporte, naturaleza, familia, religión, su amada Castilla, etc., dirigieron una intensa labor periodística y ensayística a la que se puede acceder de manera conjunta y organizada gracias al presente volumen.

La obra, en cuya elaboración participó el propio Delibes hasta su fallecimiento apenas siete meses antes de la publicación, se completa con una serie de apéndices que recogen algunas adaptaciones teatrales de obras del autor, dos antologías (Castilla, lo castellano y Los castellanos y los niños) y un buen número de reseñas de cine escritas entre 1943 y 1962, entre otros materiales. Un censo de colaboraciones periodísticas –de gran utilidad para el investigador– completa la edición, que encierra la esencia del ideario estético y vital de Miguel Delibes.

Por Lorena Valera Villalba
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es