5 de julio de 2020, 22:42:24
Deportes

cajasol 67 budivelnik 49


El Cajasol cumple en San Pablo y pone pie y medio en su primera final


El Cajasol cumplió con su obligación en el pabellón San Pablo de Sevilla al superar al Budivelnik ucraniano (67-49) y lograr una importante ventaja para el partido de vuelta que le hace poner pie y medio en lo que sería su primera final europea


El conjunto sevillano comenzó demasiado frío para sus intereses con una defensa poco efectiva ante el empuje del equipo ucraniano, que pronto dejó claras sus intenciones y demostraba ser el equipo rocoso que ha sorprendido en la competición.

La escasa efectividad del Cajasol contrastaba con el enorme acierto del Budivelnik, que inquietó a los españoles hasta el punto de llegar con ligera ventaja al final del primer cuarto (14-16).

Diez minutos tardó el Cajasol en entrar en el partido gracias a una afición que lo llevó en volandas desde el primer minuto. Katelynas y Kirksay lideraron la reacción de los sevillanos que comenzaban a imponer su ritmo en el partido (23-20, m.16).

Poco a poco, la efectividad ucraniana dejaba paso a la imprecisión y el Cajasol cerró aún más su defensa para dejar al Budivelnik con solo ocho puntos en el segundo cuarto y cerrar un parcial que le situaba en ventaja al descanso (30-24).

Tras el paso por los vestuarios el conjunto local salió dispuesto a lograr la ventaja que le diera tranquilidad para tener opciones en el partido de vuelta. La defensa en toda la pista y el dominio de Paul Davis en la pintura permitían al Cajasol controlar el encuentro con relativa tranquilidad (34-24, m.26).

Sin embargo, los ucranianos aguantaron el chaparrón local y aprovecharon el desacierto del Cajasol desde el perímetro para establecer un parcial (0-7) que le metía de nuevo en el partido y de lleno en la eliminatoria.

Aún así, el conjunto español ajustó de nuevo su defensa y buscaba tiros claros para mantener su ventaja y llegar al tramo final con claras opciones de amasar la renta deseada (43-37).

De esta manera, el comienzo del Cajasol en el cuarto decisivo fue arrollador y pronto lograron una ventaja considerable (52-39, m.32) basada en una defensa impenetrable. El Budivelnik se afanaba en evitar la sangría de puntos y mantenerse con opciones para remontar en su pabellón la próxima semana.

Sin embargo, y ante la poca participación de Louis Bullock debido a su lesión, Txemi Urtasun lideró a los sevillanos para encender a la afición y disparar a su equipo en el electrónico (57-41, m.35).

Una ventaja que Kirksay se encargó de ampliar en los instantes finales para certificar un enorme triunfo (67-49) en el San Pablo, que permite al Cajasol soñar despierto para sentenciar la eliminatoria en Ucrania la próxima semana y cerrar la clasificación para la primera final de su historia.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es