15 de diciembre de 2019, 10:14:12
Nacional

La izquierda abertzale perfila una nueva formación tras la ilegalización de sortu


Eta insiste en presentarse a las elecciones y ahora dice que acepta una verificación "informal" del alto el fuego


Tras la ilegalización de Sortu, los proetarras tratan a la desesperada de intentar concurrir a las elecciones municipales del 22 de mayo. En un comunicado publicado este domingo en el diario Gara, Eta afirma estar dispuesta a una verificación "no formal" del alto el fuego que decretó el 10 de enero y considera que "puede constituirse una comisión internacional" para este propósito.


Eta está dispuesta a una verificación "no formal" del alto el fuego que decretó el 10 de enero con el fin de superar "el veto" de los estados español y francés a "una comisión oficial" que lo haga, según asegura la banda en un comunicado publicado este domingo por el diario Gara.

La organización terrorista califica de "irresponsable" la postura de los Gobiernos español y francés de no aceptar su propuesta y considera que la verificación "acreditaría, también en el plano internacional, que la única violencia existente es la que generan los estados". Por ello, propone crear una "comisión internacional de verificación".

Éste es el único comunicado hecho público por Eta desde que el 10 de enero declarara "un alto el fuego permanente, general y verificable" como "compromiso firme" con un proceso de solución definitivo" de la violencia y "el fin de la confrontación armada". Su anuncio coincide con la proximidad de las elecciones municipales del 22 de mayo, a las que Sortu, la formación afín a su ideario, no concurrirá tras haber sido ilegalizada.

La banda armada afirma que con su actitud, ambos Estados pretenden "cerrar la puerta al ámbito internacional a lo que ellos llaman conflicto vasco, para así violar la voluntad de los vascos sin que medien testigos". En su nota, Eta dice que, a pesar de ello, se reafirma en la decisión que hizo púbica en su declaración del pasado 10 de enero, al tiempo que avanza su disposición a "aceptar un mecanismo de verificación informal" del alto el fuego.

La banda expresa asimismo su compromiso por "alimentar y llevar a buen puerto la resolución democrática" del conflicto, con la mira puesta en la consecución de "la libertad y la paz para Euskal Herria".

Hace un llamamiento a las fuerzas políticas, sociales y sindicales vascas y a toda la ciudadanía, para que "aúnen fuerzas, adopten compromisos y den nuevos pasos por la libertad y contra la represión".

Eta constata además que en el escenario político vasco existen dos bloques diferenciados: el primero, en el que se incluye a sí misma, formado por aquellos que desean "abrir un escenario de libertad"; y el segundo, constituido por "los que pretenden mantener la imposición y el bloqueo".

"Una de las características principales del momento -añade- es la confrontación entre quienes queremos desarrollar el proceso democrático de cara a una solución definitiva del conflicto y aquellos que pretenden cerrar la oportunidad abierta".

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es