18 de septiembre de 2021, 1:07:01
Opinión


Un juez ejemplar

Adolfo Amorós Valderas


Garzón tiene pendiente tres procesos;

Ya que está imputado por prevaricación debido a la grabación de conversaciones entre abogados y acusados del caso Gürtel. También el juez se enfrenta a una posible inhabilitación de hasta 20 años por su puesta prevaricación ya que se declaro competente para investigar las victimas del franquismo, el fiscal jefe de la propia audiencia acuso al magistrado y pidió se anulase la investigación que califico de disparate jurídico ya que los hechos estaban prescritos y perdonados por La Ley de Amnistía de 1977. La tercera querella es por las subvenciones de los cursos que compartió durante su estancia en Nueva York por supuesto cohecho por haber solicitado el patrocinio del Banco Santander.

El Consejo General del Poder Judicial ha iniciado el proceso para suspender a Garzón de la Adjudicatura sin esperar el auto de procesamiento en su contra.

Desde luego Garzón es un ejemplar de juez.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es