15 de noviembre de 2019, 1:30:51
Sociedad

propuesta en el senado del agente encubierto


El enemigo número uno de la pornografía infantil en Internet


Aunque no se lo crean, un funcionario de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no puede infiltrarse en la Red para luchar contra la pornografía infantil online. Ahora, con la figura del agente encubierto que ha aprobado el Senado se espera que se haga realidad, porque como dicen desde la Fundación Alia2, “es una herramienta muy importante para la lucha contra los abusos de los menores en Internet”.


Cogerlos in fraganti, esa es la idea. El pleno del Senado ha aprobado con el voto en contra del PSOE una moción del PP que insta al Gobierno a llevar a cabo en dos meses una reforma penal para regular la figura del agente encubierto en Internet para investigaciones contra la pornografía infantil y la pedofilia.

Se pretende así que un agente encubierto de los Cuerpos y Fuerzas de seguridad del Estado se infiltre e investigue desde dentro el intercambio de material pedófilo en Internet y, de esta forma, disponer de un arma más para luchar contra la pornografía infantil en la Red.

Según ha explicado la portavoz adjunta del Partido Popular, Rosa Vindel, el Derecho español "no permite la utilización de la figura del agente encubierto en Internet, salvo en el caso de delitos convencionales, como tráfico de drogas o terrorismo", por lo que es necesaria una reforma legislativa específica.

PIE DE FOTOVindel precisa que este tipo de agentes es imprescindible “porque los criminales toman toda clase de cautelas y funcionan en grupos cerrados, a los que sólo tienen acceso personas que previamente hayan demostrado sus inclinaciones". En este sentido, el inspector jefe de la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de la Policía Nacional, Enrique Rodríguez, ha insistido en que una de las dificultades para acceder a las páginas pedófilas es que es necesario primero aportar material pornográfico, lo cual puede llevar a una acusación de inducción al delito al propio agente.

¿Cómo funcionaría este agente encubierto?
Al respecto, desde la Fundación Alia2 han explicado a EL IMPARCIAL que para los detalles de en qué va a consistir esta figura y cómo va a trabajar debemos esperar a la regulación definitiva y luego estudiar la ley, pero ya hay varios aspectos básicos sobre sus características de funcionamiento:

1.- Tiene que ser un funcionario de los Cuerpos y Fuerzas de seguridad del Estado, pero el cuerpo exacto al que pertenezca lo tendrá que decir la ley.
2.- Este agente no será acusado por los delitos producidos en el marco de la investigación. Es decir, para infiltrarse deberá suministrar archivos pedófilos (se entiende que de antiguas redadas). Este acto es un delito para cualquier ciudadano, pero no lo será para el agente encubierto.

3.- La actuación del agente en cada caso será proporcional al delito que se esté cometiendo.

4.- Su actuación no debe vulnerar los derechos fundamentales, esto es, los recogidos en la Constitución.

5.- Los actos de este agente nunca deberán incitar no inducir al delito o provocarlo. Trabajará siempre sobre infracciones ya cometidas o que se estén cometiendo y cuyo descubrimiento se pretende.

Una herramienta muy importante
Desde la Fundación Alia2 no creen que con este agente encubierto se solucione el problema, pero como dijo en el Senado Rosa Vindel, “es una herramienta muy importante para los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para la lucha contra los abusos de los menores en Internet”.

Añaden que para conseguir el objetivo marcado, “también es muy importante trabajar en la formación de los menores y de los padres para que sepan cuidarse mientras navegan por la Red y utilizan las Redes Sociales”.

Por eso, “en Fundación Alia2 trabajamos con charlas en colegios e institutos, tanto a padres como alumnos. Es muy importante que los padres sepan manejar las Redes Sociales y conozcan las posibilidades y los riesgos que presentan y se conviertan en referente de conocimiento ante las dudas que sus hijos tengan en este ámbito”.

PIE DE FOTOConcienciación social
España es uno de los países del mundo con más visitas a páginas web que ofrecen contenidos de pornografía infantil. Este material provoca un aumento considerable del número de adultos que desarrollan una conducta pedófila e incrementan los casos de pederastia.

Es por esto que para erradicar la pornografía infantil en Internet “hace falta la concienciación de toda la sociedad” apuntan desde esta fundación, que hace especial hincapié en la importancia de que “los padres y todos los usuarios se den cuenta de que es necesario cuidar de sus hijos mientras navegan por Internet”.

Fundación Alia2 trabaja con voluntarios, socios y hacen campañas de sensibilización: “Todo es poco para continuar formando a los ciudadanos y conseguir un Internet seguro para nuestros hijos”.

Respuesta tecnológica
Por otra parte, en España existe una carencia de respuesta tecnológica contra el problema de la pornografía infantil en la Red, algo que limita la acción policial. En este sentido, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado avisan del incremento de material que empieza a crearse dentro de nuestras propias fronteras.

Por ello, Fundación Alia2 cree “necesario continuar desarrollando herramientas informáticas para los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y herramientas para los padres, para que cuiden de sus hijos mientras navegan”.

El delito de la pornografía infantil en España
Desde la página web de Fundación Alia2 se recuerda que la legislación española considera delito la posesión, distribución o creación de aquel material pornográfico que muestre visualmente a un menor entregado a una conducta sexualmente explícita; una persona con aspecto de menor entregada a una conducta sexualmente explícita; o imágenes realistas que representen a un menor entregado a una conducta sexualmente explícita, real o simulada.

Aclara que dicho material puede incluir fotografías, negativos, diapositivas, revistas, libros, dibujos, películas, videos y archivos o discos de ordenador.

Además, explica que para reconocer estos delitos, es necesario comprender algunos de los términos relativos a la pornografía infantil:

- Pedofilia: atracción erótica o sexual que una persona adulta siente hacia niños o adolescentes.
- Pederasta: Hombre que comete pederastia.
- Pederastia: Abuso sexual cometido con niños.

También señala que en caso de descubrir delitos relacionados con menores, lo primero que hay que hacer es denunciarlos a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. También recomienda informar de dichos delitos a organizaciones no gubernamentales, como la Fundación Alia2, que luchan contra este grave problema.
Al respecto, para enviar sugerencias a la Fundación Alia2, se puede hacer el correo electrónico a [email protected]
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es