25 de enero de 2021, 17:38:33
Nacional

no es "un plan B"


Bildu releva a Sortu para colar a Batasuna en las autonómicas


La coalición electoral entre EA y Alternatiba se llamará Bildu y se ha presentado este domingo no como un "plan oculto" ni un "plan B" de ninguna otra fuerza política, sino como una opción en la que "construcción nacional y social" conforman "una oferta única" del soberanismo de izquierdas. Esta nueva marca electoral, dada a conocer oficialmente en el Palacio de Miramar de San Sebastián, se asienta sobre tres pilares, según su líder, Óscar Matute: Eusko Alkartasuna, Alternatiba y todos aquellos independientes soberanistas y de izquierdas que se quieran sumar al proyecto.


Bildu, coalición formada por Eusko Alkartasuna, Alternatiba y personas independientes soberanistas de izquierdas, ha asegurado que no es "un plan B" ni un proyecto "cortoplacista" sino que se trata de una oferta electoral "para que el soberanismo tenga en las instituciones el peso que tiene en la sociedad" pero que se "proyecta" más allá de las elecciones.

Representantes de Bildu, entre los que se encontraban el secretario general de EA, Pello Urizar, el portavoz de Alternatiba, Oskar Matute, y la independiente Bakartxo Ruiz, han presentado en el Palacio Miramar de San Sebastián las líneas generales de la nueva coalición que realizará la presentación oficial de sus candidaturas el próximo sábado en el Kursaal de la capital guipuzcoana.

Según han explicado, Bildu responde a "la potencialidad de la acumulación de fuerzas para desbrozar el camino hacia la paz definitiva y la democracia real, a un escenario en el que se respeten todos los derechos de todas las personas y se reconozca a Euskal Herria el derecho a decidir su futuro".

"Presentamos un proyecto estructurado sobre tres bases, EA, Alternatiba y personas independientes que se han sumado al mismo, que pretende ser un instrumento válido para el conjunto del soberanismo progresista, una herramienta para influir en la sociedad desde los ayuntamientos y las diputaciones forales, primando lo que nos une sobre lo que nos diferencia, para completar una propuesta electoral seria y con proyección de futuro", han remarcado.

"Largo proceso"
En su intervención, Urizar ha detallado que Bildu es un proyecto que llega en víspera de elecciones tras haber pasado por "un largo proceso en que se han tejido complicidades, se han firmado acuerdos estratégicos y se ha logrado estipular objetivos comunes de cara al futuro, tanto en lo que se refiere a la política nacional como en lo referido a la gestión política de las instituciones".

"Constituir una oferta electoral basada en la unidad soberanista nunca ha sido un plan oculto, un plan B, para los que impulsamos Bildu", ha precisado, para insistir en que este acuerdo "se va a convertir en la fuerza transformadora que llevará a Euskal Herria a una situación de paz verdadera y a un escenario en el que todas las personas verán respetados sus derechos humanos, civiles, políticos y sociales".

En esa línea, ha asegurado que no se ha llegado a la situación política y social a la que la coalición aspira, pero ha asegurado que "el camino que con el liderazgo de la unidad independentista hemos recorrido, exige un esfuerzo por ofrecer a la sociedad un instrumento útil para consolidar el proyecto y conseguir fulminarlo con la vista puesta en el escenario final del derecho a decidir y la consecución de una sociedad igualitaria".

El dirigente de EA ha afirmado que Bildu refleja una unidad formada en torno a distintas sensibilidades políticas de Euskadi, "con trayectorias diferentes y en muchos casos diferenciadas, que contribuyen a lograr una oferta completa y única que responde a las aspiraciones políticas de una gran parte de la sociedad vasca".

Por ello, ha considerado llevar la "construcción nacional y social" a diputaciones y ayuntamientos, para que "el soberanismo tenga en las instituciones el peso que tiene en la sociedad y que la Ley de Partidos ha diluido en los últimos años", algo que, a su juicio, se logrará "de manos de una unidad soberanista fuerte".

"Etapa ilusionante"
Por su parte, Oskar Matute ha señalado que con este acto se abre "una etapa ilusionante" y ha apostado por la unión de fuerzas "en la lucha por un cambio político y social en Euskal Herria para dar una respuesta contundente a la situación de crisis económica, de valores de sociedad y de conculcación sistemática de los derechos individuales y colectivos y superar todas las formas de dominación".

El dirigente de Alternatiba ha explicado que Bildu plantea las elecciones de mayo como "un punto de partida" y ha remarcado que la coalición "no es un sujeto político electoral puntual o cortoplacista, sino que se proyecta en el tiempo con el ánimo de ir participando e incluyendo a más personas y agentes en la construcción de una realidad política y social de cambio, diversa pero articulada, que nos permita avanzar en las transformaciones necesarias".

"Compromiso"
Finalmente, Bakartxo Ruiz ha destacado que es "el momento del compromiso" y ha apostado por la unión para "el cambio político en profundidad que necesita este pueblo" para "no depender de las decisiones que se toman a 500 kilómetros de aquí". "No queremos un pueblo condenado, queremos construir una nación libre", ha añadido.

De este modo, ha considerado que "es momento de que seamos ganadores en el futuro democrático". "Hemos dado un paso para poner los cimientos de una colaboración eficaz para ir ganando espacios", ha afirmado, para añadir que Bildu es "el hilo conductor de la energía y el trampolín para avanzar como pueblo".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es