22 de abril de 2019, 14:01:28
Sociedad

un profesor le acusa de liderar una asociación ilícita para acosarle


El candidato a rector de la UCM Carlos Andradas, denunciado por falsificación de actas y prevaricación


El profesor de Periodismo en la Universidad Complutense Jesús González Bedoya ha denunciado al actual vicerrector y candidato en las elecciones a rector de la UCM, Carlos Andradas, por falsificación de actas, liderazgo de una asociación ilícita para acosar y prevaricaciones: "Andradas autorizó los aprobados de unos alumnos suspendidos en mi acta sin yo saber nada".


El profesor titular en el Departamento de Periodismo IV de la Universidad Complutense de Madrid, Jesús González Bedoya, ha denunciado al actual vicerrector y candidato en las elecciones a rector de la UCM, Carlos Andradas, entre otros responsables de la Universidad, por “falsificación de actas, liderazgo de una asociación ilícita para acosar y prevaricaciones”.

Según ha explicado a EL IMPARCIAL, González Bedoya cree que es muy importante que salgan a la luz pública estos hechos antes de la primera vuelta de las elecciones a rector de la Universidad Complutense, que tendrá lugar este 6 de abril, “porque si después de estar 8 años siendo el brazo derecho del rector Berzosa, que cada vez pintaba menos, Andradas sigue siendo rector el 'stalinismo' va a quedar pálido”.

Este profesor en la Facultad de Ciencias de la Información ha criticado las formas en el Gobierno de Berzosa y Andradas, de los que ha manifestado que “se toman el Derecho a título de inventario, si necesitan una norma para cascarle a alguien, echan mano de esa ley, pero de forma totalmente desatinada”. Jesús González Bedoya recuerda que “Berzosa ha llegado a declarar en una entrevista que el problema en la Universidad era que había demasiadas normas”.

Denuncia del 11 de noviembre de 2010.Hechos denunciados
El profesor apunta que los hechos denunciados se produjeron en dos cursos consecutivos. Los del curso 2008-2009 están todavía sub iudice en un juzgado de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa, tras superar a lo largo de año y medio seis recursos de inadmisión por parte de la UCM, "que hace todo lo posible para que no haya juicio", apunta González Bedoya. En cuanto a los hechos del curso 2009-2010, la denuncia fue presentada el pasado 28 de marzo en la Jurisdicción de lo Penal y en ella aparece también denunciado el todavía rector Carlos Berzosa, entre otros.

El profesor titular en el Departamento de Periodismo IV de la UCM argumenta: "Todos los imputados son responsables en mayor o menor grado, por acción o por omisión, de la falsificación de mi acta de febrero de 2010 de la asignatura de Teoría y Práctica de la Dirección de Medios (5º de Periodismo de la FCCInf), añadiendo a la misma, sin mi conocimiento, las calificaciones otorgadas a un grupo de alumnos reclamantes, vulnerando con ello la norma del Estatuto del Estudiante respecto a la necesidad de emitir previamente una ‘resolución razonada sobre cada recurso’".

Añade que, tras la falsificación de su acta de febrero de 2010 en virtud de una Resolución Rectoral de la que no tuvo noticia hasta el 18 de noviembre de 2010, en la misma carta en la que la jefe de Secretaría de Alumnos le comunicó dicha falsificación, todos los imputados cometieron, por acción o por omisión, acoso contra su persona.

A este respecto, explica: "Todos los imputados han actuado contra mí organizados, coordinados y reiteradamente, es decir, en asociación. En el curso anterior (2008-2009) fue evidente la utilización por los imputados de la Asociación Altavoz, adscrita al departamento de Periodismo IV, para realizar contra mí faltas, en concreto acciones de acoso, ‘de forma organizada, coordinada y reiterada’, rasgos esenciales, según el Código Penal (artículo 515, 1º), de la asociación ilícita. En el siguiente curso, en el que transcurrieron los hechos aquí denunciados, no tengo constancia de la citada asociación, pero sí de que los imputados actuaron también contra mí de la forma indicada".

Entre las prevaricaciones que denuncia González Bedoya, destaca cuando en pleno mes de agosto, le mandan una carta en la que le dicen que no haga el examen de septiembre, que se lo deje al Departamento, porque, como le habían suspendido de empleo y sueldo desde el 16 de julio hasta el 15 de septiembre (el examen era el 16 de septiembre), los alumnos no iban a tener tiempo en un día para preparar el examen. Este profesor de la Facultad de Periodismo señala: "Es peregrino el razonamiento porque ¿qué tienen que ver los alumnos con mi suspensión? Yo no le hice caso. Es claramente una inducción al delito, es una coacción”.

Denuncia del 28 de marzo de 2011Origen del problema
González Bedoya relata que todo empezó cuando se dio cuenta de que "en el Estatuto del Estudiante se establece la obligatoriedad de los alumnos de asistir a clase". Obligó entonces en el curso 2007-08 a la asistencia, algo en lo que, subraya, "hace mucho hincapié el Plan Bolonia".

Explica que con 150 alumnos en clase le resultaba difícil mantener el orden y para facilitar el control ordenó que se sentaran por orden alfabético. La medida provocó que un grupo de estudiantes se revelara de "una forma salvaje". Recuerda que el Departamento y el Rectorado, lejos de apoyarle, "empezaron a utilizar a este grupo de estudiantes" contra él.

Apunta que "el Departamento examinó al grupo de alumnos rebeldes con un examen fantasma, de forma absolutamente ficticia, los aprobó a todos" y para el curso siguiente prohibió su programa.

Indefensión
Este profesor de Periodismo indica que ante todo espera poder defenderse, ya que hasta ahora no ha podido hacerlo porque en el "Juzgado Contencioso-Administrativo son unos esbirros del Rectorado". Señala que en esta Jurisdicción le han estado toreando para aparentar y al final, el fallo, indefectiblemente, siempre era "no procede la admisión de la denuncia por defecto de forma".

Por todo esto, González Bedoya apunta que se siente indefenso y quiere que "por lo menos, se entere la opinión pública", ya que, insiste, además "existe un peligro de pucherazo” por parte de su imputado, Carlos Andradas, candidato oficialista y delfín del rector Carlos Berzosa". Sobre esto, recuerda que alguno de los candidatos está luchando por evitar "una cacicada del rectorado", consistente en impedir que el personal de los centros de la UCM que están fuera de su Campus pueda votar en su propio centro y tenga que desplazarse al rectorado para hacerlo.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es