22 de septiembre de 2019, 9:47:54
Sociedad

crónica salvaje


¿Qué amenaza al frailecillo ibérico?


Más de dos centenares de ejemplares de frailecillo han sido encontrados muertos en los últimos meses en las costas de Cantabria y Galicia. Por ahora, se desconocen las causas que están causando la merma de ejemplares de esta especie en peligro.


SEO/BirdLife ha alertado sobre el fallecimiento masivo de frailecillos en las costas del mar Cantábrico y Galicia, ya que en marzo fueron hallados muertos 202, aunque el número real de podría ser de miles, según ha informado la organización.

Concretamente, la alarma saltó en Castro-Urdiales, gracias a la "rápida actuación" del Grupo Ibérico de Aves Marinas (GIAM), según la organización. En ese contexto, SEO/BirdLife ha movilizado a la zona a más de 40 voluntarios en colaboración con diversas asociaciones locales.

Además, ha detallado que el esfuerzo se concentró en Cantabria y Asturias, pero también se prospectaron playas en puntos de Galicia y el País Vasco.

En este sentido, el coordinador del GIAM en Asturias, Manuel Fernández Pajuelo, ha comentado que el fenómeno perdió intensidad en la tercera semana de marzo, a excepción de algunos puntos del litoral asturiano que registraron los máximos entonces. El día 26, al cierre de la recogida de datos, el total asciende a 202 ejemplares, destacando los 73 hallados en Asturias y 82 en Cantabria. Entre las aves orilladas se encontraron dos anilladas, ambas procedentes de las colonias británicas.

Teniendo en cuenta la precipitación de los acontecimientos, la existencia de servicios de limpieza en playas o el carroñeo de cuerpos, SEO Birdlife ha previsto que el número total de aves orilladas fuera considerablemente más alto. Además, agrega en casos como éste la mayoría de las aves se hunden antes de llegar a la costa.

Posibles causas de mortalidad
La organización ha advertido de que, los primeros datos hicieron pensar en que la muerte de las aves se debe al "vertido deliberado de hidrocarburos en alta mar", ya que algunas presentaban trazas de hidrocarburos en su sistema digestivo, pero la gran mayoría estaban completamente limpios.

Finalmente, ha señalado que las aves podrían haberse visto afectadas por los prolongados temporales atlánticos de las semanas anteriores y la resultante escasez de alimento.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es