20 de noviembre de 2019, 7:47:33
Nacional

LUCHA ANTITERRORISTA


El Supremo condena a "Gadafi" a 30 años por asesinato de un Guardia Civil



La Audiencia también condenó a "Gadafi" a indemnizar a la pareja del sargento con 180.000 euros y a los cuatro hijos de éste con la misma cantidad, quienes reclamaron al TS que se elevara la cuantía indemnizatoria al existir un agravio comparativo en relación a otras sentencias de terrorismo, lo que no estima el Alto Tribunal.

El tribunal consideró probado que "Gadafi" y el ya condenado Javier Martínez Izaguirre -ambos miembros del "comando Vizcaya" de ETA- planificaron en noviembre de 1991 matar al sargento Pedro Carbonero.

Tras realizar las comprobaciones correspondientes a la localización e itinerarios del agente los dos terroristas decidieron llevar a cabo su acción el 18 de noviembre de 1991.

Ese día, por la tarde, fueron trasladados por Juan Manuel Tobalina (también condenado por estos hechos) en un vehículo hasta Galdácano, donde "Gadafi" y Martínez Izaguirre tomaron un taxi.

Instantes después de iniciado el trayecto se identificaron al conductor como miembros de ETA y le obligaron a que los llevara hasta el barrio de Elejalde, "donde le hacen descender, continuando aquellos con el vehículo".

Sin embargo no localizaron al sargento y regresaron al lugar donde habían dejado al taxista, "obligándole a llevarles hasta Basauri, donde Iglesias Chouzas y Martínez Aguirre se apean, entregan al conductor 3.000 pesetas (18 euros) y le advierten que no denuncie lo sucedido".

Al día siguiente, ambos volvieron a trasladarse hasta Galdácano y sobre las 20:40 horas tomaron un taxi y tras exhibir al conductor una pistola, diciéndole: "somos miembros de ETA", le obligaron a que se bajara del coche en las proximidades del Ayuntamiento.

A continuación los dos se dirigieron hacia la calle Juan Bautista Uriarte y a la altura del número 53 localizaron a Carbonero, quien regresaba hacia el cuartel de la Guardia Civil en compañía de su pareja y recibió por parte de "Gadafi", que se sitúo a su espalda a una distancia aproximada de un metro, tres disparos.

Dos de los disparos le alcanzaron la zona izquierda del tórax, y una vez en el suelo, "Gadafi" le disparó una vez más desde un metro de distancia en la región occipital.

Los tres impactos alcanzaron zonas vitales, por lo que el guardia civil falleció de inmediato, mientras que el acusado y la otra persona ya condenada fueron a pie al domicilio de Juan Manuel Tobalina, quien les dio refugio para que no fueran localizados.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es